Violencia contra la prensa en aumento desde 2010

1.201
En Contexto
El asesinato del reportero gráfico mexicano Rubén Espinosa ha repuesto en la consideración regional la violencia que sufren muchos periodistas en nuestros países. Más allá de lo que indica el sentido común, los asesinatos de periodistas no siempre se vinculan la con violencia política que se vive en el país. Según el informe 2014 de la organización Periodistas sin fronteras, en nuestra región detrás de México se encuentran Honduras, con 5 periodistas asesinados durante el año pasado y Brasil con 4 casos. El poder creciente del narcotráfico es uno de los motivos principales de los homicidios contra los reporteros.
La violencia contra los periodistas es, en muchos países de nuestra región, ejercida de un modo impune y afecta a la posibilidad de investigar profundamente en los entresijos del poder. Es un modo también de poner a la luz el modo en que la sociedad resuelve su conflictividad. No en todos los países se asesina periodistas. No en todos los países la muerte es un modo de tramitar los conflictos. Eso si, en casi todos países los grandes medios de comunicación invisibilizan la violencia sobre los periodistas, pues generalmente quienes son asesinados pertenecen a medios más pequeños o alternativos. En los grandes medios prima el morbo y se esconde las condiciones políticas y culturales que posibilitan esta grave forma de violencia contra la prensa

 

Año Periodistas asesinados en Brasil según RSF Periodistas asesinados en Brasil según CIAP / FELAP
2009 0 2
2010 1 2
2011 3 6
2012 5 10
2013 5 S/D
2014 2 S/D

 

Fuente: Periodistas sin Fronteras

El día jueves 6 de agosto de 2015, mientras cerrábamos la edición de este especial, en Brasil fue asesinado el periodista Gleydson Carvalho, en el estado norteño de Ceará. Las estadísticas en la materia parecen quedar siempre desactualizadas. 

Corpo de radialista morto dentro de rádio é sepultado no Ceará

Corpo do radialista Gleydson Carvalho foi sepultado na manhã deste sábado (8), no Cemitério de Camocim, a 379 Km de Fortaleza. O comunicador foi morto, a tiros, quinta-feira (6) dentro da rádio, enquanto trabalhava. Dois homens suspeitos de matar o radialista estão foragidos.

Uma fotografia do radialista foi encontrada nesta sexta-feira (7) na residência onde um casal suspeito de participar do crime. Os dois disseram aos policias que alugaram a casa para abrir um bar, no entanto, há indícios de que o local foi usado para planejar o crime, de acordo com a Polícia Militar. As duas pessoas que executaram o crime continuam sendo procuradas.

Ainda de acordo com a PM, na casa, que fica localizada no distrito de Serrote, em Senador Sá, município vizinho de Camocim, foram encontradas uma fotografia do radialista Gleydson Carvalho, revólveres, pendrives, cartão de memória, roupas supostamente usadas pelos assassinos e dinheiro. A mulher presa é do município de Martinópole e o homem, de Marco. No local, também foi apreendida uma conta de energia pertencente a uma pessoa de Martinópole, que também será investigada pela Polícia.

O secretário da Segurança Pública e Defesa Social do Ceará, Delci Carlos Teixeira, lamentou o assassinato do comunicador, durante o lançamento do programa Ceará Pacífico, no Palácio da Abolição. Sobre o crime, Delci Teixeira, disse que estava chocado com a morte do radialista e por ter sido dentro do seu local de trabalho. “Não justifica uma abordagem brutal como essa. E no seu local de trabalho”.

Delci Teixeira afirmou tamém que quando soube do homicídio determinou que a Polícia Militar da Região Norte desse prioridade exclusiva para o caso. «Quando recebi a notícia já determinamos que a Polícia Militar da área desse uma prioridade neste caso. Para apresentar uma resposta rápida desse caso», disse.

O crime

Ainda de acordo com a Polícia Militar, dois homens chegaram na emissora de rádio dizendo que queriam fazer um anúncio e renderam a recepcionista. Em seguida, eles invadiram o estúdio onde Gleydson apresentava um programa, dispararam contra o radialista e fugiram.
Segundo testemunhas, na hora do homicídio, a transmissão estava com programação musical.A vítima chegou a ser socorrida e levada para o Hospital Deputado Murilo Aguiar, mas morreu no caminho. A polícia segue nas buscas pelos suspeitos.

Globo

Mataron a un periodista

Un periodista fue ejecutado de cinco tiros en el estudio donde preparaba su programa de radio en una ciudad norteña de Brasil, en un crimen al que la policía atribuye motivos políticos. Gleydson Carvalho, un periodista crítico de la gestión pública que trabajaba en la ciudad de Camocim, en el Estado de Ceará (nordeste), perdió la vida el jueves poco después del mediodía cuando una persona ingresó al estudio donde estaba por comenzar su transmisión y abrió fuego a quemarropa, fugándose luego junto a un cómplice en una motocicleta. “Llegaron a la puerta de la radio, dijeron que tenían que hacer un anuncio, les abrieron la puerta, dijeron que era un asalto y preguntaron quién estaba en la sala de audio (…) Inmediatamente después, el sujeto entró y ejecutó a Gleydson con tres tiros en la cabeza y dos en el pecho”, relató el delegado policial Hebert Silva. En el estudio también estaba un operador de sonido que salió ileso del incidente. El homicida, que ya ha sido identificado, es buscado por las fuerzas de seguridad en una zona semidesértica cercana a Camocim, localidad de 65.000 habitantes. En la noche del jueves, la policía detuvo a dos personas allegadas al autor del crimen y encontró el arma con la cual se cometió el asesinato. “Los vamos a atrapar pronto porque están sin agua, sin dinero, sin comida en una región de mucho sol, mucha piedra, casi un desierto (…) La segunda parte de la investigación será determinar la connotación política y saber quiénes encargaron esto”, agregó. Medios brasileños reportaron que Carvalho había recibido amenazas por su trabajo, pero no las tomó en consideración. El policía lo describió como una persona muy reconocida en la zona, que tenía “opiniones muy firmes”. Brasil es el tercer país más peligroso de América para los periodistas, después de México y Honduras, con 38 periodistas asesinados entre 2000 y fines de 2014, según la ONG Reporteros Sin Fronteras.

Página/12

Informe de la Federação Nacional dos Jornalistas – FENAJ (Enero de 2015)

En el año 2014 se incrementó a 3 el número de periodistas asesinados en Brasil, aunque en cifras totales disminuyó el número de agresiones. Así revela el Informe sobre la violencia contra los periodistas en el año 2014, que presentará oficialmente la Federación Nacional de Periodistas de Brasil (FENAJ, por su sigla en portugués) el próximo jueves 22 de enero. El acto de lanzamiento se realizará en el marco de una rueda de prensa que tendrá lugar en la sala Belizário de Souza, de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI), en Río de Janeiro.

Según el Informe, en el año 2014 disminuyó a 82 los casos de violencia contra profesionales de la comunicación, la mayoría de los cuales ocurrieron durante las manifestaciones de protestas populares y que fueron propinados por personal de la policía, aunque también se registraron agresiones practicadas por manifestantes. En el año 2013 se contabilizaron 189 casos de agresiones a los periodistas y trabajadores de la comunicación.

Con relación a los asesinatos, el Informe revela que durante el año 2014 se registró la muerte violenta de 3 periodistas que cumplían su trabajo profesional. Así, el 10 de febrero de 2014 falleció el reportero cinematográfico Santiago Andrade, quien trabajaba en la Band de Río de Janeiro, al ser afectado por un artefacto explosivo durante una manifestación popular. A este caso, el Informe de la FENAJ registra los asesinatos de los periodistas Pedro Palma, de Río de Janeiro, y Geolino Lopes Xavier, de Bahia, quienes perdieron la vida en febrero de 2014.

Para la FENAJ, las agresiones que sufren los periodistas son alarmantes y exigen medidas urgentes tanto por parte del Estado brasileño, así como de las empresas de comunicación. Entre las reivindicaciones de la organización y de los Sindicatos de Periodistas constan la definición de un protocolo de actuación de las fuerzas de seguridad de tal forma que asegure la integridad física de los profesionales de prensa, la efectivación del Observatorio de la Violencia contra Periodistas, la aprobación, por el Congreso Nacional, del proyecto de ley que federaliza las investigaciones de crímenes contra periodistas y la implementación, por las empresas de comunicación, del Protocolo Nacional de Seguridad, contemplando medidas como el fortalecimiento de equipos de protección individual (EPIs), y entrenamiento para los profesionales que fueran sometidos a situaciones de riesgo.

Signis ALC

Acceda aquí al informe completo de la FENAJ sobre la violencia contra los periodistas en Brasil (en portugués)

También podría gustarte