Costa Rica dialoga con Venezuela para recuperar obras robadas

984

El Gobierno de Costa Rica reinició los diálogos con Venezuela para intentar recuperar un lote de obras de arte que se encuentran en ese país, luego de haber sido robadas de suelo costarricense.

La ministra de Cultura, Sylvié Durán, confirmó a crhoy.com la gestión y recordó que parte del desafío en la devolución de obras robadas es el costo del traslado. Así nuestro país ha ubicado piezas, que no ha podido recuperar.

La jerarca mencionó que se está analizando el tamaño del lote de obras, lo que implica en seguros y viajes, para ver si el presupuesto del Ministerio lo puede asumir. “Hay una situación justamente en Venezuela”, señaló.

El Museo Nacional es el encargado de proceso, que se trata de un lote de obras arqueológicas.

El asesor en Museos del Despacho de la Ministra, Hugo Pineda Villegas, detalló que las propias autoridades de Venezuela realizaron el reporte. Se trata de un lote incautado en suelo de ese país suramericano, posiblemente relacionado a la propiedad de una conocida familia allá.

Ahora el Museo Nacional realiza la gestión para enviar un experto a Venezuela, que determine la autenticidad de las obras y su efectiva procedencia costarricense.
0:00

Pineda explicó que es un conjunto de objetos variados, en el que hay estructuras de piedra, cerámica y hasta esferas. Algunos estaban integrados al edificio donde fueron a parar. Por el momento la gestión con Venezuela se realiza a través del Museo Nacional y el Ministerio de Relaciones Exteriores, pero la Ministra aún no tiene más detalles.

Problema añejo
Según la Ley sobre Patrimonio Nacional Arqueológico 6703, vigente desde 1981, el Museo Nacional es el responsable debe tomar medidas para recuperar obras de arte perdidas. Incluso se creó una Comisión Arqueológica Nacional para evaluar proceso en el campo.

Costa Rica es un país que ha perdido obras de su patrimonio arqueológico y cultural con frecuencia, y con pocos recursos pare enfrentarlo y evitarlo.

El Departamento de Protección de Patrimonio Cultural del Museo Nacional ha alertado desde hace muchos años del tráfico y la venta que se da en mercados negros de Norteamérica, Europa y Asia. Pero se percibió una disminución de denuncias sea por cansancio en los ciudadanos o mejores métodos para sacar las obras del país.

Además, tuvo que ver la entrada del sistema TICA (Tecnología de Información para el Control Aduanero) con la transferencia de información en ventanilla única, pues el control de artesanías que salen del país ya no se da en el Museo, que verificaba que no fueran piezas precolombinas.

Desde hace más de dos años las autoridades aduaneras de Venezuela tuvieron decomisadas 56 piezas ticas que detuvieron, antes de que salieran a Nueva York. Alemania pidió a Costa Rica un registro de piezas en el sonado caso del ladrón de obras Leonardo Patterson, que demostrara ser el dueño original y que eran ticas, antes de ser devueltas. Esto era imposible pues fueron excavadas ilícitamente y nunca pasaron por manos del Estado.

Antes también se recuperaron cientos de pieza de la colección Keith, que el magnate Minor Keith sacó del país y se presentaron en el Museo de Brooklyn en Estados Unidos por muchos años.

Publicado en CR Hoy

También podría gustarte