México también marcha contra la violencia de género

En Contexto
En 1993 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y se instituyó el 25 de noviembre como el Día Internacional de No Violencia contra las Mujeres. La fecha fue elegida para recordar el asesinato en 1960 de las hermanas Mirabal a manos de la dictadura de Leónidas Trujillo en República Dominicana. La resolución define que la violencia hacia la mujer era “todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”.

Decenas de mujeres marcharon esta tarde en la Ciudad de México, en conmemoración del día internacional contra la violencia de género

Ente las marchantes la sensación era particularmente fuerte, a sabiendas de estar en un país en que la violencia de género tiene rasgos de epidemia. Una de los cánticos que entonaron, y que dimensiona el asunto decía lo siguiente: “Muchos militares, mucha policía, pero siguen muriendo siete mujeres al día”.

Según datos otorgados por la organización Católicas por el derecho a decidir, que coordina el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, en 2014, 1042 mujeres fueron asesinadas, pero sólo un 33%, es decir, 353 fueron – o están – siendo investigados como “feminicidio”, que contempla la violencia de género como móvil de las agresiones.

Desde el observatorio explicaron que a pesar de lo alarmante, el dato es mentiroso, ya que se obtuvo a partir de la información de tan sólo 13 de las procuradurías estatales, de las 32 que existen en México.

En la calle, en el metro, en el trabajo cuando les pagan menos, siendo madres solteras y teniendo que lidiar con padres que no se hacen cargo de los hijos que han tenido, son las formas cotidianas de violencia que se dejaron escuchar antes la pregunta: ¿Cómo se ejerce la violencia contra la mujer en México?

Organizadas o no, veteranas o jovencitas del brazo de su madre, mexicanas o extranjeras que no quisieron que la fecha se pasara como si nada, marcharon, del mítico monumento al Ángel de la Independencia, sobre reforma, hasta el escenario que las esperaba, en el hemiciclo Juárez, a un costadito de la Alameda Central y pudieran escucharse, una vez más, decir que ya basta, que ni una menos, que es mejor ir juntas para empezar a cambiar la pisada.

Publicado en desInformémonos

También podría gustarte