Argentina: convocatoria autogestionada a favor de la diversidad sexual y la defensa de la cultura

Amor sí! Macri No! es un colectivo que se formó espontáneamente en la madrugada del lunes 26 de octubre como reacción inmediata frente a los resultados de las elecciones presidenciales. Comunicadores y comunicadoras, artistas, gestores de la cultura independiente y activistas en luchas sociales nos fuimos enlazando a través de las redes sociales para generar una acción en busca de estrategias comunes para influir en el balotaje, conscientes del retroceso que significaría que llegue al gobierno nacional una alianza más ligada a los intereses del mercado que al bienestar popular. Somos personas con trayectorias diversas y con distintas experiencias militantes pero que hemos trabajado, cada quien desde su lugar, para demandar y proteger muchos de los avances en la ampliación de derechos para todos y todas que se dieron en los últimos 12 años. Desde esa identidad, convocamos a quienes, por fuera de las grandes estructuras partidarias, sintieran la misma necesidad de activar, generar consciencia de la importancia de la siguiente votación y proteger nuestros derechos adquiridos como sociedad.

La primera acción presencial se realizó el sábado 31 de octubre en Parque Centenario en la ciudad de Buenos Aires. La difusión se hizo exclusivamente a través de redes sociales y de boca en boca. Alrededor de diez mil personas nos reunimos, discutimos, generamos estrategias para crear consciencia sobre la importancia de un voto propositivo a favor de todo lo que hemos avanzado en estos años. Nos mezclamos de manera horizontal referentes de la cultura, la política, intelectuales, científicas y científicos, trabajadores, activistas, vecinos y vecinas con deseos de no permanecer indiferentes. Esa participación popular nos empoderó y contagió a otros y otras: las acciones se replicaron en distintos ámbitos, en distintos puntos del país. Se conversó en micro-asambleas dentro del evento y las estrategias se multiplicaron y pudieron verse en acción desde el día siguiente: reuniones en plazas públicas, conversaciones de una en uno, afiches pegados en lugares públicos, encuentros culturales que expandieron ese primer círculo de amor-acción que propusimos en Parque Centenario y se replicó en todo el país.

Desde ese primer encuentro, desde ese primer acto de libertad y compromiso social y cultural con nuestros logros y hacia las personas más vulnerables, otras organizaciones sociales y culturales se fueron sumando a la convocatoria con deseos y convencimiento de que podíamos mover la aguja, que las encuestas no hablan de este pueblo en movimiento y que cada voto cuenta. Que nuestro destino, en definitiva, está en nuestra manos y que podemos modelarlo cuando esas manos se tienden para enlazarse con otras.

Ahora llamamos a un gran encuentro colectivo antes de la fecha del balotaje. Como activistas y personas comprometidas, cada quien desde su lugar, sabemos que somos vulnerables porque luchamos contra los medios hegemónicos, contra los intereses del mercado, contra el marketing político que construyó a un candidato como a un producto y pretende apropiarse de valores como el amor y la alegría como si fueran frases publicitarias.

Nosotros y nosotras sabemos que el amor es otra cosa, que amor son derechos, que amor es reconocernos en los otros y las otras, que amor es buscar el bienestar para todos y todas. Sabemos que nuestra potencia somos nosotros y nosotras mismos, nuestros cuerpos en la calle, haciendo visibles deseos y compromisos. Así podremos convencer y contagiar nuestro entusiasmo y nuestra genuina alegría a los que todavía no están convencidos o convencidas.

Nos volvemos a encontrar el 19 de noviembre a partir de las 17hs, en Buenos Aires será en el Parque Los Andes y en muchísimos lugares en todo el país porque nuestro deseo puesto en acción puede mover la aguja de la balanza. Y porque queremos seguir enlazados, generando organización, puesta en común de nuestros saberes y experiencias, también de nuestras ignorancias e impotencias porque éstas también se transforman en el diálogo.

Estamos dispuestos y dispuestas a torcerle la mano a la derecha que pretende anular tantas conquistas, que pretende perder soberanía a costa de la ganancia de empresarios y sectores financieros, que cree que las personas migrantes no son ciudadanos de esta patria grande en la que supimos insertarnos, que las mujeres son mercancías a las que se puede juzgar en la calle, que la diversidad sexual es una enfermedad y la cultura un producto.

Estamos en movimiento y somos nosotros y nosotras, voto a voto, quienes podemos modelar nuestro destino. ¡Vamos a ganar el balotaje! ¡Vamos a seguir promoviendo la organización para no dar ni un paso atrás! ¡El 19 volvemos a la calle y al abrazo colectivo porque sabemos que juntos y juntas no sólo resistimos si no que podemos cambiar la historia!

Porque cuidarnos es proteger los derechos de todos y todas, porque de eso se trata el amor,

Amor sí, Macri NO!

 

También podría gustarte