Colombia: Festival Rock al Parque en Bogotá

Cerca de 100 mil personas en el arranque de Rock al Parque 2016

El Instituto Distrital de las Artes –Idartes- entrega un parte de éxito total tras la primera jornada del festival gratuito más grande del continente, que se vivió hoy en Bogotá

A la 1:30 de la tarde de este sábado 2 de julio Socavón celebró sus 20 años en la escena nacional abriendo la primera jornada de Rock al Parque 2016, una fiesta de tres días que congrega en la capital del país a lo mejor del rock local, nacional e internacional y que en su jornada inicial recibió cerca de 100 mil personas, que rotaron en las tres tarimas del Parque Metropolitano Simón Bolívar, durante más de ocho horas consecutivas de música.

Poco después Forense y Albatroz se encargaron de descargar toda la fuerza de su metal en los escenarios Bio y Eco del Parque Simón Bolívar y darle inicio oficialmente  a un festival que en su versión número 22 le trae a Bogotá 61 bandas, todos los estilos, decenas de músicos, el mejor sonido y las mejores tarimas y en el que los rockeros podrán disfrutar  además de  una variada agenda académica.

Durante más de 8 horas consecutivas el público que abarrotó el costado oriental del Parque Simón Bolívar pudo disfrutar de la fuerza de bandas como la estadounidense The Black Dalia Murder, la polaca Decapitated  o la colombiana  Hedor; que se presentó por primera vez en el Festival y estuvo dispuesta a “destrozar el escenario” o Morbid  Macabre que enardeció el pogo con temas como The Truth of your Lies o Pray You Damned con los que apuesta por revivir el metal clásico, o Aborted; la banda belga que dejó en el Escenario Bio lo mejor de sus 21 años de historia delatando un estilo  determinado por el death metal, el grindcore y el hardcore.

“Este es un gran ejemplo de convivencia, este ha sido el comienzo de una fiesta musical que estamos celebrando en armonía, es la demostración de que nuestra juventud puede vivir en paz”, señaló Juan Angel, director del Idartes, dando un parte de éxito total y destacando que este año el cartel del festival incluye metal, ska, punk, rock indie, música electrónica, alternativa, reggae y hardcore en una clara apuesta por la inclusión y la diversidad en el panorama cultural de la ciudad.

“Estamos confirmando que la Bogotá  Mejor para Todos le da a la ciudad lo que la ciudad quiere”, resaltó Angel.

La cuota capitalina de ganadores del Concurso  al Parque en la categoría Rock estuvo hoy  en manos de Albatroz, Nonsense Premonition, Stained Glory, Adaimon, Supremacy y  Burning Caravan y el esperado  cierre de la jornada inaugural estuvo a cargo de Sepultura  una de las bandas más emblemáticas del continente, que visita por segunda vez un escenario del Festival.

“Me siento muy emocionado, es fantástico estar de regreso dijo su cantante, Derrick Green minutos antes  de apoderarse del Escenario Plaza,  recordando que una de las primeras presentaciones de la banda fue en Bogotá en 1999.  “Es un verdadero honor estar en este festival que ha crecido tanto en tamaño y en importancia”, dijo.

Y mientras el rock pesado se tomó el Simón Bolívar los rockeros de otras generaciones pudieron disfrutar  de la legendaria Banda Los  Lobos, en el Teatro Municipal  Jorge Eliécer Gaitán, en  una jornada que dejó claro que Rock al Parque  es una  demostración de  la sana convivencia que el arte hace posible.

Publicado por Rock al Parque

Sepultura sacó su casta en Rock al Parque

La mancha negra fue invadiendo poco a poco el parque Simón Bolívar. Quizá esa situación demoró más de lo acostumbrado, pues la multitud que acostumbra a cumplirle la cita metal en el primer día de la edición XXII del Festival Rock al Parque.

Luego de un amago de llovizna y un cielo que por momentos se mostraba benévolo con los primeros fanáticos que pisaron el lugar del concierto para acompañar a las bandas nacionales invitadas y las agrupaciones que sumaban la experiencia de tocar en un festival en su hoja de vida, el sábado 2 de julio se le podría considerar como un pequeño calentamiento a lo que se espera el domingo y el lunes en el encuentro musical gratuito más importante del continente.

Los escenarios Plaza, Bio y Eco retumbaron con los riffs del ‘Death Grindcore’ de Forense, un grupo bogotano que tuvo tiempo de dedicarle una canción a todas las personas que trabajan en medicina legal; al igual que No Raza, una agrupación de ‘Death Metal’ de Medellín que animó al público que tímidamente se movía ante la técnica y brutalidad de los músicos en escena.

Después de un rato, se pasó de unos mil asistentes a más de cinco mil cuando apareció Morbid Macabre. La gente ya había calculado asistir a las 5:40 de la tarde para conseguir un puesto privilegiado para ver a la primera agrupación internacional del día Black Dahlia Murder.

Los estadounidense mantuvieron el género de Death Metal en alza y se ganaron los primeros aplausos de emoción que sí retumbaron en el parque Simón Bolívar. Por su parte, Aborted, de Bélgica, hizo correr a más de uno al escenario Bio. Al igual que Convicted, Desolator y Eshtadur que se ganaron a una audiencia fiel en la tarima Eco.

Al final todos estaban esperando a Sepultura, pero antes de ellos los polacos de Decapitated –también emparentados con el ‘Death Metal’– impresionaron por su sonido crudo y melódico. Ellos recordaron que habían visitado a Colombia dos décadas atrás.

Apenas esta agrupación se despidió, todos corrieron para ver a los brasileros de Sepultura, liderados ahora por Andreas Kisser y Pablo Jr (miembros originales de la época en la que estaban los hermanos Max e Igor Cavalera), quienes fueron a lo seguro con una lista de canciones configurada por clásicos como ‘Beneath the Remains’, ‘Roots Bloody Roots’, ‘Ratamahatta’, ‘Refuse/Resist’, ‘Chaos A.D’., ‘Territory’, ‘The Vatican’ y ‘Biotech is Godzilla’ y presentaron un tema nuevo de próximo álbum (que saldrá en octubre): I am the Enemy; entre otras.

Aunque fue un concierto brutal, tuvo algunos lunares, principalmente en el manejo del sonido, que al principio no dejaba escuchar al vocalista Derrick Green y por momentos le daba mayor protagonismo a la batería de Eloy Casagrande y mandaba a un tercer plano la guitarra de Kisser.

Sin embargo, con el paso de los minutos las cosas se fueron solucionando y gracias a la actitud y experiencia de Sepultura en el escenario, los brasileros lograron conjurar esos impases y ofrecieron un concierto que dejó una sonrisa en el rostro de los amantes del metal que en el cierre de ese día de Rock al Parque lograron que la mancha negra tapara casi todo el Simón Bolivar.

El domingo 3 de julio siguen los conciertos del Festival con Los viejos (México); el hardcore de Sick of it All (EE. UU.); Puerto Candelario y Cynthia Montaño (Colombia); entre otros. El cierre estará a cargo del grupo inglés Napalm Death y del argentino Gustavo Cordera y la Caravana Mágica.

Publicado por El Tiempo

Rock al parque se toma la cinemateca distrital

El Festival proyectará, por primera vez en Colombia , dos documentales que reflejan varias caras del culto a un género que parece no conocer fronteras

Con Blackhearts, de los noruegos Fredrik Horn Akselsen y Christian Falch -un viaje al mundo del black metal noruego- y Los Punks, de Angela Boatwright sobre el movimiento punk de Los Ángeles, Rock al Parque introduce las artes audiovisuales en su programación.

Blackhearts retrata cómo Héctor, Kaiadas y Sina, tres músicos y fanáticos del Black Metal que viven en diferentes países del mundo (Colombia, Grecia, Irán) rompen todos los esquemas para cumplir el sueño de tocar en Noruega. Todos se arriesgan al aislamiento, la encarcelación e incluso la muerte por seguir su pasión hacia un género social y religiosamente «incorrecto» en un documental que conduce al espectador al inquietante interior de sus mentes, corazones y vidas privadas.

Hector Carmona es el colombiano que hace parte de esta producción. El rockero, capaz de entregar su alma por un sueño, estará presente durante la proyección del 5 de julio y al lado de Edisón Sepulveda, baterista de la agrupación Luciferian, compartirá con el público asistente, sus experiencias como músico y como protagonista.

De acuerdo con Christian Falch, la idea inicial de Blackhearts nació del interés por mostrar el gran impacto que el Black Metal noruego tiene entre músicos y fanáticos de todo el mundo. “Tratamos de explorar lo que pasa cuando esta música y la ideología que la acompaña se encuentra con culturas muy distintas a la noruega”, ha dicho destacando que la gran pasión común a los personajes los ha inspirado para alcanzar grandes cosas en sus vidas.

Los Punks es un documental que nace del movimiento punk del East y South Central de Los Ángeles, Estados Unidos y que captura los hábitos y vivencias de esta comunidad underground.

Angela Boatwright compartirá con el público asistente a la proyección el lunes 4 de julio y a su lado estará Billy Famine, uno de los protagonistas del documental.

Blackhearts se proyectará el martes 5 de julio en la Cinemateca Distrital – Carrera 7 No. 22 – 79 a las 7:00 p.m. y Los Punks el lunes 4 de julio a las 10:00 a.m. Ambas proyecciones son de entrada libre hasta completar aforo.

Publicado por Rock al Parque

Bandas de Antioquia, protagonistas en Rock al Parque 2016

Los amantes de los diversos sonidos del rock ya están preparados para disfrutar de una edición más del Festival Rock al Parque, uno de los más grandes e importantes en la escena iberoamericana, que este año contará con una nutrida participación de bandas de diferentes partes del país.

Más de 17 agrupaciones nacionales estarán en uno de los tres escenarios dispuestos este año en el Parque Simón Bolívar de Bogotá, que en esta ocasión contará con seis bandas provenientes de Antioquia, junto a agrupaciones con los sonidos más fuertes del rock, provenientes de Ibagué, Pereira y Tunja.

Chucky García, Programador del Festival Rock al Parque, habló con Colprensa sobre las bandas nacionales que harán parte de este reconocido evento.

¿Una fuerte participación del rock hecho en Antioquia?

Es posible que sea el año en el cual Rock al Parque tendrá la mayor participación de bandas de Antioquia, porque no todas son de Medellín, mostrando la gran diversidad musical que se vive en esta región del país, que va desde el metal, hasta los sonidos de la electrónica con algo de pop alternativo, el reggae y hasta la música colombiana con Puerto Candelaria.

Creo que esto se debe a que en Medellín se siguen haciendo muchas producciones musicales, y además, han abierto sus mercados musicales, muy organizados con motores que están moviendo la escena rock en la ciudad, lo cual no sucede en otras ciudades del país, como en Cali que se ha ido relegando.

¿Y cómo ha sido el intercambio con el Festival Altavoz?

Muy bien, ya llevamos varios años de intercambio con este festival que se realiza en Medellín, donde ellos asisten a Rock al Parque e invitan a una de las bandas que ven en escena y nosotros hacemos lo mismo. Ha sido muy chévere y creo que beneficioso para ambos festivales. Ya llevamos por lo menos cinco años con este intercambio.

¿Y la participación nacional?

Este año hemos involucrado otras ciudades que usualmente no participaban. Estamos trayendo bandas de metal de Ibagué y de Tunja, que lo loco, es que son bandas con más de 20 años de trayectoria, autogestionadas y que nunca habían sido invitadas al Festival Rock al Parque.

¿Cómo ha sido la exploración de las escenas musicales de estas ciudades?

Muy bien. El underground nacional tiene otra dinámica y las ciudades cuentan con bandas que localmente que son históricas, pero que para la escena nacional habitualmente son desconocidas. Cuando uno llega a las ciudades y las ve, encuentra que tienen 20 años de carrera, ocho trabajos discográficos y con giras por Suramérica.

Es un trabajo de contactos, que en Bogotá, en las localidades siempre se están haciendo eventos y festivales rock, y ellos si las conocen y las suelen invitar a sus eventos, así que ese ha sido el mejor camino para estar más cerca de ellos.

¿Mucho metal dentro de las bandas nacionales?

Es una pelea que siempre la gente ha dado y que critican de Rock al Parque, diciendo que hay mucho rock duro, pero la realidad es que Rock al Parque es el reflejo de una escena nacional, pero en especial distrital. Cuando uno tiene una ciudad como Bogotá que llega a tener 1400 bandas de metal, y se hace un festival de rock, pues es natural que exista una alta representación del metal en dicho festival. El metal es una de las más importantes músicas populares de la ciudad.

¿Y los colombianos en el exterior?

Ha sido muy interesante porque ha sido una bonita forma de ‘repatriar’ a una serie de artistas colombianos que tienen trayectorias destacadas en el exterior, y que no podía acceder a Rock al Parque, porque no eran invitados nacionales por vivir en el exterior, pero tampoco como artistas internacionales porque son colombianos.

Este año sólo dos bandas, pero es componente que bien podría ser de diez agrupaciones por la cantidad de talento que hemos encontrado de colombianos en el rock del mundo, desde el metal hasta el ska.

Publicado por El Colombiano

Programación Completa

talleresrock

También podría gustarte