El gaucho es patrimonio

1.145

El Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay y la Comisión Nacional del Patrimonio declararon la figura del gaucho «Patrimonio Cultural de la Nación», una resolución «importante» según calificó a Efe el presidente de la Confederación Internacional de la Tradición Gaucha (CITG), Manuel Rodríguez.

La firma de la resolución, que tuvo lugar este domingo en el Parque Roosevelt, contó con la presencia de la ministra de Educación y Cultura uruguay, María Julia Muñoz, y del presidente de la Comisión Nacional del Patrimonio, Nelson Inda, en un acto donde participaron miles de personas.

«Uruguay es muy rico en muchas historias de otras ramas culturales. Entonces, pensamos que el gaucho, que es una de las manifestaciones culturales más importantes del país, tendría que estar dentro del Patrimonio Intangible de la Humanidad por la Unesco», consideró el dirigente.

Para ello, sociedades tradicionalistas y criollas de Argentina, Brasil y Uruguay acordaron trabajar para que la figura del gaucho, jinete y ganadero mestizo que en los siglos XVIII y XIX habitaba la región sea reconocida por la Unesco.

La actividad tradicionalista comenzó en 1894 cuando Elías Regules fundó «La Criolla», un espacio social y cultural centrado en la divulgación y fomento de las tradiciones rurales de Uruguay, especificó el dirigente.

Rodríguez aclaró que en los próximos meses los gobiernos de Argentina y Brasil podrían adoptar resoluciones similares a la resuelta en Uruguay.

«Ellos estaban esperando al resolución de Uruguay y que le mandáramos las bases que ya están trabajando, por que esta resolución nació el 15 de julio del 2015 en un Congreso que hubo en Montevideo a propuesta de Uruguay, Argentina y Brasil para llegar a ello, y ya lo están trabajando», aclaró.

«Pero como son dos Estados federales, lo tienen que hacer primero en cada Estado y después llevarlo a todo el país, por lo que es distinto a Uruguay», agregó.

En Uruguay, de acuerdo con los cánones y registro de los Ministerios de Cultura y Turismo, hay entre 120 y 130 fiestas y eventos en todo el país que reúnen la cifra «asombrosa» de dos millones de personas en un país de 3,5 millones, según indicó el dirigente uruguayo.

«En estas fiestas y eventos se siguen conservando las mismas costumbres y los mismos hechos que se repiten todos los años desde hace 123 años», puntualizó.

Publicado en El Observador

La figura del gaucho es desde ayer «Patrimonio Cultural de la Nación»

El mundo de los gauchos está de fiesta. En la tarde de ayer la ministro de Educación y Cultura, María Julia Muñoz y el presidente de la Comisión Nacional del Patrimonio, Nelson Inda, firmaron la resolución que declara «Patrimonio Cultural de la Nación» a la figura del gaucho y las tradiciones rurales.

La resolución se suscribió en el marco del Día de la Tradición, una fiesta que se desarrolló ayer y que movilizó a miles de personas en el predio del Parque Roosevelt, ante la mirada de delegaciones de las organizaciones tradicionalistas de todo el país que desde hace años vienen buscando esta oportunidad.

De esta forma, se inicia el camino formal para que la Unesco declare al gaucho «Patrimonio de la Humanidad», en el marco de un acuerdo entre la Confederación Internacional de la Tradición Gaucha (CITG), que reúne a las entidades criollistas de Argentina, Brasil y Uruguay, y los gobiernos del Mercosur. La CITG es presidida por el uruguayo Manuel Rodríguez Barbieri.

Se estima que en los próximos meses los gobiernos de Argentina y Brasil podrían adoptar resoluciones similares. De esa forma se abren nuevos horizontes en la cultura tradicionalista de la región, según dijeron a El País integrantes de las organizaciones tradicionalistas.

Ahora comienza la etapa denominada «Inventario Nacional del Patrimonio Inmaterial» del gaucho y sus tradiciones. La tarea implica un amplio trabajo de campo con el que se han comprometido las 19 intendencias departamentales, la Unión de Aparcerías, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), junto a otras organizaciones del Estado y la sociedad civil.

Las entidades tradicionalistas están en pleno auge. En los últimos años, miles de jóvenes han sumado a las distintas agrupaciones de los 19 departamentos.

De acuerdo a cifras oficiales, se maneja que están funcionando un total de 215 sociedades criollas y 132 aparcerías en todo el país.

Movilizando a miles.

Se estima que a lo largo del año se desarrollan unas 90 fiestas tradicionalistas en todo el territorio. Si bien la capacidad de convocatoria es variable, algunas de ellas pueden congregar a decenas de miles gauchos.

En el año 2015 se vendieron más de dos millones de localidades, entradas o participaciones de este tipo de eventos.

La permanente presencia del caballo vincula estrechamente la tradición cultural con los deportes ecuestres. Eso lleva a que el número de participantes sea aún mayor en algunas pruebas tradicionales.

Toda la actividad tradicionalista del país comenzó en el año 1894 cuando Elías Regules fundó «La Criolla», un espacio social y cultural centrado en la divulgación y fomento de las tradiciones rurales de Uruguay. Desde su fundación, se acordó que dentro de sus actividades está prohibido hablar de asuntos políticos o religiosos, u otros que interfieran con los fines de la organización.

Con el paso de los años nacieron en Uruguay y en países vecinos cientos de organizaciones nativistas inspiradas en «La Criolla». De hecho, en Rio Grande do Sul los Centros de Tradición Gaúcha (CTG) reconocen haber sido inspirados por la obra de Regules.

En tanto, la primera de las fiestas criollas se remonta al año 1801 en la ciudad de Dolores, Soriano. Allí cada año se desarrolla una procesión de la virgen María que termina con un asado campestre. Participan apenas 1.000 personas y nunca se suspendió desde que comenzó a realizarse

Publicado en El País
También podría gustarte