Guadalajara, la cara moderna de México

La capital tapatía no es famosa nada más por sus tortas ahogadas o por la arquitectura que la distingue de otras metrópolis mexicanas; existe, por tradición histórica, una tendencia hacia el fomento de las Bellas Artes y el desarrollo cultural, un desarrollo cultural tradicional y por supuesto modernista.

Muestra clara de ello es el Centro Cultural Universitario, ubicado en los Belenes, localidad perteneciente al Municipio de Zapopan. Este proyecto alberga miles de actividades culturales y académicas.

Tiene una extensión de 173 hectáreas y se ha transformado en un distrito eminentemente cultural y académico, que además integrará áreas comerciales, de vivienda, hoteles y un hospital.

La misión del Centro Cultural Universitario puede resumirse de la siguiente manera: busca inspirar el interés por las actividades culturales integrando el entretenimiento y el comercio en un distrito urbano estimulante que brinde la opción de otros estilos de vida.

Ofrece oportunidades alternativas de educación y desarrollo para así convivir con la cultura de una forma distinta, más cercana, como una parte esencial de nuestras vidas.

El Centro Cultural Universitario congrega a los demás centros universitarios, las escuelas de arte, los parques mediáticos, temáticos y arqueológicos, así como las áreas deportivas y residenciales.

En el Centro Cultural Universitario se concentran el Auditorio Telmex, la Plaza del Bicentenario y la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco “Juan José Arreola” y están en proceso de edificación el Museo de Ciencias Ambientales y el Conjunto de Artes Escénicas.

La Plaza del Bicentenario es un proyecto arquitectónico realizado por GVA Arquitectos, cuenta con más de 20 mil metros cuadrados de extensión, es la plaza pública más grande de la zona metropolitana de Guadalajara y es un espacio para estimular la creación artística y el intercambio cultural al aire libre

Con fuentes interactivas, rincón de poesía, zonas de estar y de lectura, tiene dos niveles de estacionamiento subterráneo para 840 vehículos y por su ubicación es el centro y corazón del Centro Cultural Universitario.

UN ICONO ARTÍSTICO CONTEMPORÁNEO

Crónica platicó con el maestro Guillermo Gómez Mata, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Universidad de Guadalajara, que es encabezada por el licenciado Raúl Padilla López.

Guillermo Gómez destacó el papel que la llamada perla tapatía ha jugado en el plano cultural de nuestro país, basta mencionar a la Feria Internacional del Libro y al Festival Internacional de Cine de Guadalajara, dos eventos que se ubican en los primeros lugares de su tipo a nivel internacional, de ahí la obvia consecuencia del Centro Cultural Universitario.

“Es un proyecto que surge y se incuba en este Centro de Estudios Estratégicos para el desarrollo de la Universidad de Guadalajara, impulsado por el licenciado Raúl Padilla, se llega a la conclusión de que no solo es viable sino de que puede tener un enorme impacto para la ciudad, en muchos sentidos, no solo en el artístico y cultural”.

No solo se trata de la preservación y fomento de un acervo cultural invaluable, sino de colocarlo al alcance de todos los interesados y de todos los actores.

“El Museo de Ciencias Ambientales que por la manera de ser concebido y por su propio guión museográfico representará un hito, pues es un Museo que cuando abra puertas ya tendrá su propia historia, se han realizado muchas actividades recientes, como ciclos de cine documental, enfocado al tema ambiental, este Museo ya tiene vida, ya tiene un público y un trabajo que lo respalda”.

El contenido y el concepto del Museo son producto de la experiencia de décadas de trabajo socio-ecológico de investigación y vinculación social de la Universidad de Guadalajara, misma que se ha logrado mediante numerosos talleres con más de 200 profesores, alumnos y especialistas de esta casa de estudios y otras universidades y dependencias.

Uno de los objetivos inmediatos del Centro Cultural Universitario es enriquecer, de la manera más plural y accesible posible, la promoción de todas las manifestaciones culturales.

“La Universidad de Guadalajara tiene una larga tradición, además de que es una de sus funciones sustantivas, en la promoción del arte y la cultura, en ese mismo tenor y en esa lógica se ha planteado la creación del Centro Cultural Universitario y que de alguna manera recoge esta tradición”.

Gómez Mata asegura que uno de los factores del éxito de este proyecto, es que en él se involucraron muchos actores, desde el sector privado, el público y por supuesto la sociedad misma.

“Es un esfuerzo que si encabeza la Universidad de Guadalajara, que sí fue iniciativa de la propia Universidad, pero en el que han colaborado a manera de socios, a manera de inversionistas, el gobierno federal, el gobierno estatal y el gobierno municipal”.

El Maestro Gómez –a tono personal- asegura que en muchos de los esfuerzos por ofrecer una oferta cultural, los recursos no se ejercen como se debe o no se aprovechan de la mejor manera.

“El tema al final del día no es de donde sale el recurso por mucho recurso que pudiera parecernos para construir los edificios, sino como le garantizas su estabilidad para su operación, para que el día de mañana no resulte si abrió las puertas, medio operó a medio vapor y diez años después se vino abajo”

Y para lograr que proyectos como el Centro Cultural Universitario mantengan su historia de éxito, se debe buscar la auto sustentabilidad del mismo y contar con una verdadera oferta multicultural que llegue y satisfaga todos los gustos y exigencias, la cultura y el arte deben llegar a niños, jóvenes y adultos por igual.

PARA SABER:

En el Centro Cultural Universitario se concentran el Auditorio Telmex, la Plaza del Bicentenario y la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco “Juan José Arreola” y están en proceso de edificación el Museo de Ciencias Ambientales y el Conjunto de Artes Escénicas.

Publicado en CronistaJalisco
También podría gustarte