Se realizó el VII Congreso Internacional de Música, Identidad y Cultura en el Caribe

839

Mientras en la sala del cuatro Rafael Almánzar citaba el origen y el legado trascendente de los bachateros del Cibao (y especialmente de la Línea Noroeste), una maraca era sacudida con fervor entre la audiencia. Fue una vitamina espontánea a las estrofas que el folclorista pedía sonar entre los párrafos que le sirvieron para radiografiar la región norte, prolífica en exponentes como Zacarías Ferreira, Frank Reyes, Luis Segura, Leonardo Paniagua, Raulín Rodríguez, Elvis Martínez y muchos otros.

Lo mismo ocurrió mientras la periodista Marivell Contreras ponderaba a Rafael Calderón como creador de la bachata hace aproximadamente 56 años. “El lloraíto azucarado no lo ha podido obviar ningún bachatero”, concluyó Contreras antes de pararse a bailar una pieza con el mismísimo Calderón.

La bachata en escena, como fue denominada la tertulia, tuvo en la mesa también al historiador Edwin Espinal (Obra, autor e intérprete: la bachata, sus compositores y cantantes en clave autoral) y a Teresa Guerrero, quien disertó sobre ¨Ramón Torres y Marino Castellanos: Identidad narrativas en la bachata ¨. En su ponencia analizó cómo la bachata refuerza la virilidad y la fuerza del imaginario masculino.

El séptimo Congreso Internacional Música, Identidad y Cultura en el Caribe, “Bachatas y cuerdas en las expresiones musicales del Caribe”, congregó durante tres días en el Centro León a especialistas, investigadores, gestores culturales y exponentes artísticos. La queja dentro y fuera giraba en torno a la ausencia de figuras claves de la bachata moderna y la excusa imperdonable de Elvis Martínez (El Camarón) en la tertulia donde anunciaron su presencia. También la falta de alguien ligado al grupo Aventura, a Romeo Santos y a otros nombres que han colocado el ritmo del amargue en el firmamento internacional.

De una sala a otra (en todas temas interesantes y expositores que prometían banquetes orales), caminaban interesados en tertulias y ponencias magistrales.

Apertura
El acto de apertura estuvo presidido por María Amalia León de Jorge, directora de la Fundación Eduardo León Jimenes y Centro León, Darío Tejeda, del Instituto de Estudios Caribeños (INEC) y Juan Morales, viceministro para la Descentralización y Coordinación Territorial del Ministerio de Cultura de la República Dominicana.

“Estos Congresos han sabido articular conocimiento objetivo y conocimientos experienciales, recogiendo así el testimonio valioso de decenas de artistas, gestores culturales y de una diversidad de actores que hoy, por suerte, están recopilados como memoria en los 6 libros, hasta ahora rigurosamente editados, sistematizando para siempre los contenidos expresados en cada una de las pasadas ediciones del evento”, expresó León de Jorge.

“Con este séptimo congreso, dedicado a las bachatas y músicas de cuerdas del Caribe, continuamos la puesta en valor de las marcas sonoras del país y la región.

A este congreso caribeño, con una perspectiva regional, venimos no solo a dilucidar lo que nos diferencia, sino también a buscar lo que nos hermana como pueblos”, dijo Dario Tejeda.

La programación inició con las conferencias La cultura del Caribe hispano en la bachata dominicana, por Alejandro Paulino Ramos (República Dominicana), y “Nueva York te cambia”: Los bachateros modernos y las identidades transnacionales, por Julie Sellers, Ph.D.

(Estados Unidos).

El congreso está dedicado a la memoria de los bachateros Rafelito Encarnación, Mélida Rodríguez, Raffo Alcántara, Oscar Olmo, Aridia Ventura, Marino Pérez, Inocencio Cruz, Ramón Cordero, Fabio Sanabia, Tommy Figueroa y Juan Bautista.

Exposición y espectáculo
La programación académica del VII Congreso Internacional Música Identidad y Cultura en el Caribe, se complementa con una propuesta artística que se desarrolla durante los tres días, que amplía el alcance del encuentro y trasciende a toda la comunidad.

El sábado fue el concierto Pioneros de la bachata, con la participación de José Manuel Calderón, Luis Segura y Leonardo Paniagua.

Previo a la ceremonia de apertura, quedó abierta la exposición Bachatas y cuerdas en las expresiones del Caribe, que muestra 15 instrumentos de cuerda de la colección de Tommy García Peña.

Publicado en ListinDiario

Artistas, estudiosos y seguidores de la bachata, debaten pasado, presente y futuro del ritmo

El pasado viernes a las 3:00 de la tarde subió el telón del auditorio principal en el Centro León Eduardo León Jimenes, para dejar aperturado la séptima versión del  Congreso Internacional, Música, Identidad y Cultura en el Caribe (MIC VII).

En este evento, cantantes, músicos, investigadores y seguidores de la bachata, compartieron y debatieron sobre la historia del género, su evolución en la época moderna y sus desafíos futuros.

“Bachata y Cuerdas en las Expresiones Musicales del Caribe”, como se llama, reúne a investigadores dominicanos, cubanos, puertorriqueños y de otras nacionalidades, en un extenso programa de actividades que incluye ponencias de anécdotas, relatos históricos y participaciones artísticas de los protagonistas.

Alejandro Paulino Ramos, abrió con las conferencias y el tema “La cultura del caribe hispano en la bachata dominicana”, para presentar un recuento textual y gráficos de las distintas expresiones musicales del área y sus vínculo con el ritmo que hoy se conoce como bachata y que se consume como producto rítmico, desde la República Dominicana hasta grandes escenarios de los Estados Unidos y el continente Europeo.

Julie Seller, investigadora de Benedectine College Atchison, Kansas, Estados Unidos, detalló cómo la ciudad de Nueva York ha cambiado la bachata llevando el ritmo a nuevos matices que lo acercan a la música que prefiere la juventud hoy día.

La investigadora presentó testimonios de un colectivo de entrevistados que foran parte de un trabajo en relación a la evolución del género, en los barrios neuyorquinos, donde han surgido los fenómenos como el grupo Aventura, el cual según planteó es fuente de inspiración para los talentos nuevos.

En las mesas de trabajo en las cuales se discuten los temas, ha habido detalles y debates sobre el surgimiento de la bachata, su presencia en los barrios marginados de Santo Domingo y su expansión de los escenarios de los bares de funcionamiento nocturnos, hasta los grandes escenarios.

Una de las experiencias notables del MIC VII, se recoge  en los testimonios de las cantantes, Susana Silfa y Mayra Bello, como cantante bachatera, que han tenido y tienen presencia en los escenarios.

Silfa, quien impactó en los años 90 como Mariita y que llegó a grabar dos producciones con el sello José Luis Record, manifestó que canto la bachata con la misma pasión que la sentía y que a pesar de que enfrentó mucha oposición para establecerse como intérprete y compositora del ritmo que históricamente está llamado para hombres.

Mayra Bello, quien viene de los escenarios de las orquestas Los Toros Band y La Artillería, se movió por la bachata en 2009, y según afirma lleva el género en la sangre y lo canta con el “anoñaito” que ha escuchado toda su vida.

Para la segunda fecha se han analizado temas como los pioneros en la bachata,  aspecto dedicado al cantante y compositor de la canción “Luna”, José Manuel Calderón. Esta ponencia, estuvo a cargo de la periodista Marivell Contreras, quien ha hecho investigaciones sobre el ritmo.

La periodista Teresa Guerrero impactó con sus detalles sociológicos, relacionado a las letras de las canciones de los bachateros Marino Castalleno y Ramón Torres, este último considerado por la investigadora como un cronista de la cotidianidad de los dominicanos.

El director de Casa de Arte en Santiago de los Caballeros, Rafael Almanzar, estudioso de los ritmos dominicanos y caribeños, describiendo de manera magistral la presencia de los cantantes, músicos y compositores bachateros nacidos en la región del Cibao, desde Miguelito Cuevas, Efrain Morel, hasta las nuevas generaciones como Anthony Santos, Raulín Rodríguez, Luis Vargas y otros exponentes.

Otras de las actividades emocionantes del día la protagonizaron los músicos  Martires De León, creador del duo Monchy y Alexandra; Davicito Paredes, hijo del guitarrita emblemático de la bachata, y Edilio Paredes.

En ese escenario de la Sala La Guitarra de las mesas de trabajo, los presentes, conocieron la experiencia de Juan Abel Martínez (Abelito), considerado el mejor bongosero de la República Dominicana, en la bachata.

En cada una de las sesiones de debates han estado presentes las muestras artísticas de los ponentes e invitados, con narraciones, canciones y sonidos de los instrumentos que identifican la bachata.

El pasado sábado destacaron una tertulia con los tres bachateros que dieron origen al género en la República Dominicana, Luis Segura, José Manuel Calderón y Leonardo Paniagua, quienes coronaron la noche con un concierto y la presentación del disco nuevo del Calderón.

Publicado en Acento

También podría gustarte