Guardadores de la tradición

Presentacion de libro de Irene Lopez, Indias Inditas Negras y Gitanas Managua 24/10/07/Jorge Ortega /LA PRENSA [#Beginning of Shooting Data Section] Nikon D70s Longitud Focal: 21 mm Balance de blanco: Automático Modo del color: Modo III (sRGB) 2007/10/23 21:47:28.9 Modo de exposición: Automático programado Modo de AF: AF-S Ajuste de tono: 0° JPEG (8 bits) Fino Modo de medición: Multipatrón Comp. de tono: Automática Nitidez: Automático Tamaño de la imagen: 3008 x 1960 1/60 seg. - f/4 Modo de sincronización del flash: Cortina anterior Reducción de ruido: Desactivado Compensación de exposición: 0 EV Coment de imagen: Objetivo: 18-35 mm f/3.5-4.5 D Sensibilidad: ISO 800 [#End of Shooting Data Section]
1.160

ndígenas promesantes salían en las fiestas patronales con máscaras de cedazo. También las húngaras o gitanas, salían en Masaya, Managua y Diriamba durante las fiestas patronales, con máscaras de cedazo. LAPRENSA/Archivo

Los bailarines promesantes o tradicionales como los ejecutantes del baile de negras, de inditas, entre otros pertenecen al grupo de personas llamadas “Guardadores de la tradición”, ya que se encargan de una u otra forma de mantener vivo el folclor del país.

Son muy importantes en las fiestas patronales de Nicaragua ya que guardan en su memoria ideas, temas, nombres, pasos, estilo, vestuario, lenguaje, adornos, sabores y colores.

Y por supuesto los alegres y movidos ritmos de marimbas y otros sones; estos guardadores, ejecutantes o tradicionalistas presentan en estas fiestas variantes en la ejecución de sus pasos, movimientos de faldas y cabezas, y expresión corporal.

Bailarines folclóricos o espontáneos

Estas personas danzan de manera espontánea, van detrás del santo patrono, nadie les ha enseñado los pasos. Y su meta es pagar la promesa.

Así vemos a numerosos promesantes que danzan en las fiestas patronales al son de la marimba o chicheros.

También a las inditas, jóvenes o niñas van en la procesión bailando en fila y vestidas de manera uniforme.

Su coreografía es transmitida de una generación a otra, por lo que es irregular y no precisamente está coordinada con la música.

Bailantes tradicionales

Estos cada año participan en los diferentes grupos que bailan en las calles, durante las fiestas patronales, contrario a los bailantes folclóricos que van detrás de la procesión. Su meta es demostrar una mayor destreza.

Los vemos bailar en parejas y exteriorizan su sentir. Ellos conservan, formas, pasos, figuras, lenguaje corporal. Entre los intérpretes de esta proyección artística nos encontramos a grupos del Baile de Negras, y las indias o inditas de Monimbó.

Aunque ambos grupos son de Masaya, existe una diferencia en la ejecución y lenguaje de la danza.

El Baile de Negras, lo forma una pareja de hombres, que usan máscaras, y usan trajes extraordinarios, uno de ellos representa a la mujer y lo hace de manera excelente. Sus pasos reflejan agilidad, destreza, expresado en un estilo y elegancia no vistas en otras danzas.

Por su lado las indias o inditas de Monimbó, a pesar que estas no voltean a ver a sus compañeros, se comunican por gestos del cuerpo.

Esta es una danza llena de armonía y con un tanto de coquetería recatada de la mujer que se siente seducida por el hombre que baila así alrededor con giros y evoluciones, remates y cruces continuos llenos de gracia, agilidad y destreza.

A este grupo pertenece también la pareja del viejo y la vieja que sale en Diriamba durante la fiesta patronal de San Sebastián y de quienes hablaremos más adelante.

Con máscaras de cedazo

Si los guardianes de la tradición mueren o emigran, entonces el folclor desaparece; y pasa a utilizarse como información cultural, educativa o de proyección artística.

Entre estos grupos nos encontramos a los promesantes de Masaya: estos eran indígenas de los barrios o comarcas de Masaya que llegaban por grupos a pagar una promesa el día de la procesión de San Jerónimo.Su vestimenta era muy original con máscaras de cedazo.

También a las húngaras o gitanas, estas salían en Masaya, Managua y Diriamba durante las fiestas patronales, con máscaras de cedazo.

Y finalmente las inditas de Diriamba, conocidas también como del guacal o inditas cantoras, salían el 19 de enero durante las fiestas patronales de San Sebastián en Diriamba.


Clases Abiertas

El Popol Vuh, Centro Cultural del Folclore y la Danza, dirigido por Irene López es un espacio que promueve la enseñanza de la danza y la conservación de sus valores culturales.

El próximo sábado, 19 de agosto, inician sus clases para niños, jóvenes y adultos. Aporte voluntario para el mantenimiento del local. Más información, llamar al teléfono 22771716, o escribir al correo: [email protected]

Publicado en La Prensa

 

También podría gustarte