Década ganada

1.842

Usted preguntará por qué cantamos

Por Laura Sala

«El arte es político», recuerda, enfático, el director luego de anunciar que no se deben apagar los teléfonos y que se pueden sacar fotos y grabar durante toda la obra. Una media luna de coros rodea el escenario. Saxos, trompetas, trombones, flautas, piano y chelo de una lado. Bajo, guitarras acústicas y eléctricas, clarinetes, percusión y acordeón del otro. En el centro, actores y actrices. Es la puesta en escena de “Década”, el festejo de los diez años de vida de la Orquesta Atípica Catalina Sur.

Allá por 2008, en el Galpón de Catalinas en La Boca, un grupo de vecinas y vecinos decidieron hacer música “a pesar de no ser profesionales”. Había cosas que decir, o más bien, que cantar. Entre ensayos, asambleas, coros, mates y flautas construyeron un estilo de narración propio a través de la música. De vecino a vecino. Desde y para el barrio, desde y para la comunidad.

Tanto musical como organizativamente, el motor de la orquesta es la articulación y el ensamblaje en un colectivo, no los talentos personales. La Atípica sabe bien que el grupo puede más que la suma de las individualidades.

El arte es político, sí. Puede construir formas alternativas de sociabilidad donde se construya desde la solidaridad y la participación colectiva.

Niñas, adultos, jóvenes; rubios, morenas, pelirrojos… Los y las integrantes son más de 30 y tan variados como su repertorio que amalgama versiones de chacarera, bossa nova, cumbia, rock, jazz. Una verdadera orquesta atípica. Década propone un recorrido abarcativo por más de una decena de canciones de distintos géneros, tiempos y lugares. Su selección estuvo a cargo del elenco en función de lo que quería contar “porque la música nos cuenta lo que sucede en la gente, en otros lados, en otros tiempos. Y muchas veces es lo mismo que nos sucede a nosotros en este lugar y en este tiempo”, continúa el director.

Década canta el machismo, la imposibilidad de llegar a fin de mes, la opresión. Le canta al obrero, a Latinoamérica, al amor, la libertad. El arte es político, claro. Nos propone una forma de leer nuestra realidad.

La música -se escucha decir antes de comenzar la función- no reconoce más fronteras que el oído que no quiere escuchar.

Década se presenta todos los sábados, a las 22, hasta la primera semana de octubre en el Galpón de Catalinas. Avenida Benito Pérez Galdós 93. La Boca.

 

También podría gustarte