Art Basel Cities en Buenos Aires

1.171

Art Basel Cities: la marca del arte en la ciudad

Por Mercedes Pérez Bergliaffa 

Entre el 6 y el 12 de septiembre se realizará en Buenos Aires la Semana Art Basel Cities. Fruto del programa de la marca Art Basel –organizadora de las más importantes ferias de arte contemporáneo y moderno a nivel mundia– y de su convenio con el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el programa se centrará fundamentalmente en Rayuela (Hopscotch), curado por la italiana Cecilia Alemani. Rayuela comprenderá una serie de intervenciones artísticas en el espacio público, realizadas por artistas nacionales e internacionales, entre los que se encuentran Pia Camil, Maurizio Cattelan, Vivian Suter, Narcisa Hirsch, David Horvitz, Leandro Katz, Barbara Kruger, Eduardo Navarro, Alexandra Pirici, Luciana Lamothe, Ad Minoliti, Mika Rottenberg, Eduardo Basualdo, Mariela Scafati y Santiago de Paoli, entre otros.

Con una vasta experiencia en trabajos que interfieren el espacio público, Alemani es directora y curadora del High Line Art Program de Nueva York. Este programa se inauguró en 2009 con la apertura de la primera parte del High Line de Nueva York (actualmente tiene tres secciones), una especie de parque verde construido sobre una antigua línea de ferrocarril elevada, aquélla que une Gansevoort con la calle 34 de la parte oeste de la ciudad. Obras site-specific, programas de video, intervenciones sobre los espacios publicitarios, actuaciones y muestras son parte de la programación curatorial que Alemani desarrolla regularmente allí. Tiene sentido, entonces, que fuera elegida como curadora de Art Basel Cities: sus proyectos anteriores se vinculan con Rayuela; ambos transcurren como intercepción o interferencia de un espacio público.

Las intervenciones que se realizarán como parte de Rayuela en diferentes locaciones porteñas, estarán distribuidas a lo largo de cinco sectores de la ciudad: Costanera Sur, Palermo, Puerto Madero, Recoleta y La Boca. Inaugurará toda la movida –el próximo jueves a las 12 en la Plaza Reina de Holanda, en Puerto Madero– el esperado trabajo “Sin título (No puedes vivir sin nosotras)” (You Can’t Live Without Us), una obra feminista de gran escala de la artista estadounidense Barbara Kruger. Será una intervención urbana gigante, que está realizándose en estos momentos en los silos de la Antigua Junta Nacional de Granos, al costado de uno de los canales de Puerto Madero. De acuerdo con fuentes del Gobierno porteño, se espera que la obra de Kruger permanezca allí de manera permanente.

A Rayuela y otras muchas actividades de Art Basel Cities, que convertirán la próxima en la Semana del Arte en Buenos Aires se sumarán otros dos eventos de peso para la escena artística local: una nueva edición de Buenos Aires Photo (BA Photo), la feria de fotografía que tendrá lugar en La Rural; y Gallery Weekend Buenos Aires (GWBA). Se trata de circuitos a través de los que se podrán visitar más de 40 galerías de arte. Charlas, visitas guiadas, performances, inauguraciones y fiestas también tendrán lugar durante estos días, todo organizados en colaboración con al menos veinte instituciones locales como Fundación Proa, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, el Centro Cultural Recoleta, el Faena Art Center, arteBA, la Fototeca Latinoamericana (FoLA) y la Fundación OSDE, entre otras.

De esta manera, el inédito programa Art Basel Cities –es la primera vez que Art Basel lo realiza y, entre varias grandes capitales del mundo, eligió una ciudad de la Argentina para estrenarlo–, ayuda a posicionar el arte argentino a la par y en colaboración con grandes nombres del arte internacional, como Kruger (ver recuadro) o Maurizio Cattelan. Pero especialmente la movida sitúa a Buenos Aires como un destino cultural interesante y pleno de actividades.

En sincronía con los primeros días de la Bienal de São Paulo, propone así la posibilidad de un circuito doble: muchos de los curadores, directores de museos, artistas y coleccionistas que pasarán por San Pablo también pasarán por Buenos Aires, y viceversa. Se cumple entonces el eje cultural y político sur-sur, articulado con visitas internacionales.

Para presenciar el desarrollo de los proyectos y obras viajará a la ciudad una comitiva de cien personas vinculadas al campo artístico. Además, continuando con el Programa de Charlas que comenzó en noviembre de 2017 –aquel que se realizó en la Casona de Basavilbaso–, durante la Semana ArtBaselCitiesse presentarán más de doce ponencias pensadas para profesionales del arte, estudiantes universitarios y vecinos. La intención es crear espacios de debate, pensamiento y encuentro.

En poco tiempo, una sinergia especial invadirá la ciudad. A todo esto hay que sumarle la inauguración del gran Alexander Calder en Fundación Proa y la muy buena Historia de dos mundos, la muestra que inauguró hace poco el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (Mamba), revelando también sus nuevas y espaciosas salas. Tendremos así días más que agitados: preparen los ojos, la mirada, los oídos, todos los sentidos. El arte y los artistas coparán la ciudad.

Clarín


“No podríamos haber hecho esto en Nueva York, donde los espacios públicos en su mayoría son tomados por el mercado inmobiliario”

Por Diego Rojas

Cecilia Alemani, curadora de Art Basel Cities: Buenos Aires
Cecilia Alemani, curadora de Art Basel Cities: Buenos Aires

ArteBa 2018 también fue escenario para mostrar lo que depara el arte del futuro. Bueno. Está bien. No hay que ser tan grandilocuentes. Pero lo cierto es que muestra el arte más actual y que, en una de sus facetas, sucederá dentro de unos meses en Buenos Aires con una intervención artística potente y simultánea en varios barrios a través del proyecto Art Basel Cities, que se realizará en septiembre.

Para buscar las locaciones y establecer los proyectos con los artistas -argentinos o no- llegó Cecilia Alemani, curadora italiana cuya base se encuentra en Nueva York y que estuvo a cargo del pabellón de Italia en la Bienal de Venecia de 2017.

Alemani conversó con Infobae Cultura para comentar acerca del arte más actual y cómo una ciudad puede convertirse, a la manera del cuento de Borges Del rigor de la ciencia en el que los cartógrafos, en honor a la rigurosidad, realizan un mapa que es del mismo tamaño que la ciudad que dibujan: un mapa perfecto. Para inspirarse en el proyecto, Alemani pensó en Rayuela, la novela de Julio Cortázar. Y participarán artistas como Maurizio Cattelan, Eduardo Basualdo, Pia Camil, Maurizio Cattelan, Gabriel Chaile, Alex Da Corte, Santiago de Paoli, David Horvitz, Leandro Katz, Barbara Kruger, Luciana Lamothe, Ad Minoliti, Eduardo Navarro, Mika Rottenberg, Mariela Scafati, Vivian Suter y Stan VanDerBeek.

«Vamos a tener alrededor de veinte instalaciones en Buenos Aires en tres barrios, La Boca, Costanera Sur-Puerto Madero y Palermo-Recoleta. Se puede exhibir arte en un museo, en una galería, también en un barrio, en las calles, donde se exhibe a personas que muchas veces no van a la galería», explicó.

¿Y cómo reacciona un vecino que de repente se encuentra en el medio de una obra de arte?

–Ahora vamos a empezar a conversar con la comunidad para que podamos tener una colaboración mutua para esta experiencia. Invitamos a 17 artistas y estoy buscando las locaciones.

Si yo fuera un vecino de La Boca que vive en una cuadra donde va a realizar una instalación, ¿necesitaría mi autorización?

–A veces es una casa privada, por lo que no necesitamos autorización, otras en la calle, entonces necesitamos la autorización de las oficinas de Espacio Público, ya veremos qué trámites necesitaremos hacer.

¿Me puede decir qué es lo van a hacer?

–No todavía, pero puede ser una instalación en una plaza, una película exhibida en una casa, puede ser algo en el río, en el Riachuelo.

En La Boca hay unos botes que cruzan a Isla Maciel, que es un lugar muy popular…

–¡Crucé en uno de ellos! Hice un hermoso viaje por el Riachuelo el otro día. No queremos hacer algo «folcklórico».

La Boca, uno de los barrios elegidos como escenario de Arte Basel Cities

Usted vive en Nueva York.

–Sí, y dirijo High Line Art, el programa de arte público en el parque High Line.

¿Siempre se dedicó a la curadoría de arte?

–En Italia estudié Filosofía…

¿Tuvo algún profesor que la haya marcado?

–Después de estudiar en Milán fui a Francia donde estudié con Georges Didi Huberman. Hice mi tesis en George Bataille y luego fui a Nueva York. En Venecia curé el Pabellón de Italia y la idea era pensar cómo actúa la parte inconsciente en el arte.

Bueno, una Bienal como la de Venecia se podría pensar como el súmum de la institucionalización del arte hoy. En cambio, el arte en espacios públicos sería un tanto diferente.

–Claro. Cuando se entra al museo se asume que se va a ver gran arte. Quien lo visita puede esperar una obra deVan Gogh, que es genial. En cambio, el arte en espacios públicos permite la irrupción inesperada de ese arte, y una participación distinta de quien se encuentra allí, diferente a la institución museística.

Su proyecto está ligado a Rayuela. ¿Leyó la novela?

–La estoy leyendo ahora mismo. Lo que me interesa del libro es su estructura no lineal, de a saltos, su carácter experimental. Es una metáfora de cómo me gustaría que el público viera el arte en esta experiencia, que cree su narrativa.

Deje que le diga esto: algunas personas consideran a La Maga como un personaje atravesado por una mirada machista de la mujer. ¿Cómo ve este momento en el que las mujeres están en todo el mundo luchando por sus derechos?

–Claro que hay machismo. Cada vez que veo los diarios argentinos veo «hombres, hombres, hombres», pero en Italia es lo mismo. Espero que esto cambie.

Y eso que en Italia hubo un gran auge de la segunda ola del feminismo de los setenta, con marchas con centenares de miles reivindicando el sexo, el orgasmo, el clítoris.

–Yo cuando estudié en Italia no había estudios de género, sólo pude ver de qué se trataba aquello al mudarme a los Estados Unidos. En Italia era impensable pensar clases sobre feminismo. Espero que eso haya cambiado también. Quizás la educación nos va a ayudar esos cambios. Pero en mi experiencia, Estados Unidos tiene una mayor preponderancia en la mirada de género. Si pienso en algo como lo que usted piensa, pensaría más en Francia.

Claro, tiene un gran movimiento. Pero también el Manifesto de intelectuales y artistas mujeres que tomaron distancia con el feminismo más radical, digamos, sucedió en Francia. ¿Está presente la cuestión de la mujer en su proyecto?

–En el programa de Art Basel cities: Buenos Aires hay por lo menos dos mujeres que toman este tema con mucha fuerza, Mariana Scafatti y Adriana Minolitto. Pero es algo inevitable.

Bueno, usted es una mujer que viene a llevar adelante este proyecto.

–Claro. Pero dígame, ¿le diría esto a un hombre si estuviera conversando esta cuestión con un hombre?

Oh. Quizás sí… ¡debería pensarlo!

–Es que puede haber machismo en todos lados. Yo creo que el arte refleja las condiciones de la sociedad, en algún punto.

Para terminar, ¿qué le parece Buenos Aires para realizar esta experiencia?

–Es una gran ciudad. Si tuviera que hacerlo en Nueva York, tendría mucha competencia con los proyectos inmobiliarios. No hay demasiados lugares públicos. Todo está tomado por los proyectos inmobiliarios. Además es una gran ciudad.

Infobae

También podría gustarte