Mes de la Marimba

Guatemala inicia celebración del Mes de la Marimba

Por Lucía Contreras

Con un concierto didáctico de la Marimba de Concierto de Bellas Artes, el Ministerio de Cultura y Deportes (MCD) inicia este viernes la celebración del Mes de la Marimba, el instrumento autóctono de Guatemala.

Según el programa oficial de la cartera, al menos 15 actividades, entre conciertos y actos conmemorativos se realizarán durante todo el mes.

En estos eventos participarán la Marimba Guatemala del Ballet Moderno y Folklórico, la Marimba de Concierto del Palacio Nacional de la Cultura, Marimba Femenina de Concierto y la Orquesta Sinfónica Nacional, entre otros.

Los diferentes conciertos serán realizados en el Auditorio de la Escuela Nacional de la Marimba, la cual fue inaugurada el pasado 30 de octubre por el presidente de Guatemala, Jimmy Morales.

También en la Gran Sala Efraín Recinos y Teatro de Cámara Hugo Carrillo, ambos parte del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

Además, como parte de la celebración, el MCD organizó un Festival de Marimba, el cual se realizará en la emblemática Plaza de la Constitución el 20 de febrero, Día Nacional de la Marimba.

El Ministerio de Cultura y Deportes detalló que también se entregará el Premio por Trayectoria y Aportes al Desarrollo de la Obra Musical en Marimba, el cual será otorgado durante un acto en conmemoración del IV aniversario de la Declaratoria de la Marimba de Guatemala como Patrimonio Cultural de las Américas, por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Esta declaratoria fue celebrada el 12 de febrero de 2015 en un acto especial realizado en Washington D. C., Estados Unidos, sede de la OEA.

El 17 de octubre de 1978, un grupo de congresistas logró la aprobación del Decreto No. 66-78, el cual declaraba a la marimba Instrumento Nacional.

En 1999 pasó a ser símbolo patrio y genuina representación de la nacionalidad y el espíritu guatemaltecos.

Agencia Guatemalteca de Noticias


Guatemala premia a tres artistas nacionales en día que conmemora a la Marimba como Patrimonio Cultural de las Américas

El Gobierno de Guatemala homenajeó hoy a tres artistas nacionales con el Premio a Trayectoria y Aportes al Desarrollo de la Obra Musical en Marimba, durante un acto conmemorativo celebrado en la Escuela Nacional de la Marimba, en el marco del cuarto aniversario de la declaratoria del instrumento nacional como Patrimonio Cultural de las Américas por la OEA.

Los artistas fueron José Esteban Lepe, director e intérprete de marimba; Maximiliano Robelio Méndez, educador, y José Braulio Franco, constructor de marimbas.

Según la directora de Fomento de las Artes del Ministerio de Cultura y Deportes (MCD), Lucía Armas, el reconocimiento es entregado para “revalorar” el instrumento, la música y a los artistas.

“Este premio ayuda a revalorar el instrumento, la música, los maestros, compositores e intérpretes que por tantos años han estado en el ámbito de la música de la marimba”, afirmó.

El premio entregado consiste en una plaqueta de madera y un aporte económico de 10.000 quetzales.

El Premio a la Trayectoria y Aportes al Desarrollo de la Obra Musical en Marimba fue creado según Acuerdo Ministerial 483-2018, publicado el 18 de julio de 2018 en el Diario de Centro América.

Este galardón es otorgado anualmente a tres artistas con trayectoria en construcción de marimbas, en la interpretación y composición en marimba y en la formación de marimbistas.

El año pasado, la cartera otorgó el premio a Carlos Joaquín Toc, Rómulo Pérez y Pérez y Nazario Rucal Xunic.

Agencia Guatemalteca de Noticias


La marimba marca el ritmo de Robelio Méndez

Por Stephany López

El músico guatemalteco hace un repaso por sus comienzos y su actual misión como docente.

Nacer en una familia de marimbistas despertó en Robelio Méndez el interés por el instrumento patrio desde temprana edad. La estatura propia de sus cuatro años no le permitía alcanzar el teclado, pero aprendió a reconocer el sonido de las teclas sin necesidad de verlas. Desde entonces, dice, cada decisión que ha tomado a lo largo de sus 89 años de vida se arraiga en su amor por la marimba. En el mes en que se rinde homenaje a este instrumento, el músico es invitado de honor de Los de siempre.

Con nostalgia

Sus primeros conciertos, recuerda Robelio Méndez, fueron en las ferias patronales de los pueblos cercanos a su hogar, San Pedro Sacatepéquez, San Marcos. Con nostalgia se reproducen en su memoria aquellas caminatas anteriores a cada función. “No había carreteras. Requeríamos de otras personas para que transportaran la marimba y nuestra ropa, mientras nosotros llevábamos un morralito con comida”, menciona.

Con el tiempo, los trayectos a los que lo llevó este instrumento se volvieron mucho más largos. Su mayor satisfacción, afirma, es evocar los múltiples escenarios en los que ha representado a Guatemala. Entre ellos destaca su visita a San Petersburgo, Rusia, donde actuó en el Palacio de la Reina Catalina II y en el Conservatorio Rimsky-Korsakov: “Fue tan emocionante ver alzada la bandera de nuestro país, que no pude contener las lágrimas de felicidad”.

Su técnica

Entre sus composiciones, Méndez cuenta Paula María, Canción de cuna maya mam y Doña Abelina, que, por cierto, dedicó a su mamá. Sin embargo, devela que cada una de sus creaciones tiene un mismo fin: poner en práctica su propia técnica, que consiste en ejecutar el instrumento sin necesidad de desplazar todo el cuerpo. Agrega que el reto es aplicar siempre una posición en la que el torso y los brazos recorran todas las teclas, mientras los pies permanecen estáticos.

Satisfacción

A pesar de haber interactuado con instrumentos como el piano y el saxofón, son las notas de hormigo las que constantemente lo enamoran. Como docente del Conservatorio Nacional de Música Germán Alcántara, su labor actual es dejar una huella para las generaciones venideras. Su compromiso, indica, es formar más músicos para que sean ellos los que conserven la tradición.

Aunque en sus aulas se han moldeado grandes intérpretes, Méndez considera que es necesario llevar la enseñanza de este instrumento a la educación primaria. “Mi suplica es que en todas las escuelas se le dedique una hora al aprendizaje, pues todo guatemalteco debe experimentar la satisfacción tocar la marimba”, concluye.

Diario de Centro América

También podría gustarte