La pionera de la fotografía

La reivindicación de Fulgencia, 155 años después

Tuvieron que pasar 155 años para que la figura de Fulgencia Almirón, la primera entre los paraguayos en dedicarse a la fotografía de forma profesional, obtuviera reconocimiento por su trabajo pionero. Una fotogalería al aire libre lleva su nombre.

De la fotógrafa Fulgencia Almirón se sabe poco. Su huella es tan escasa como esquiva y no hay registro de su obra fotográfica; ni siquiera una imagen de ella misma. Pero hay constancia de su existencia y de su pionera labor gracias a que en diciembre de 1864, ofrecía sus servicios de retratista a través de espacios publicitarios en el “Semanario de avisos y conocimientos útiles”.

El último día de ese mismo año, esa publicación le dedicó un artículo en el cual alababa la calidad de sus trabajos: «ésta, a fuerza de constancia, ha logrado perfeccionarse en este arte y es la primera entre los hijos del país que ha aprendido. Hemos visto sus trabajos, y son buenos».

Pero después, se sabe, sobrevino la Guerra de la Triple Alianza y Fulgencia se esfumó. Hasta hoy, día en que no solo su nombre es el que lleva una fotogalería al aire libre ubicada en la parte alta de la Plaza de la Democracia, sino que además una escultura con su figura está emplazada allí. Ella, que se dedicó desde los 18 años a la fotografía como retratista, es hoy la retratada, y a fuer de los usos actuales, protagonista de selfies de usuarios de redes sociales, que hasta la convirtieron en hashtag (#FulgenciaAlmirón).

La vuelta a la vida de Fulgencia ocurrió casi por azar, cuando Sebastián Scavone Yegros, aficionado a la historia, descubrió en la Biblioteca Nacional, en noviembre de 2017, las primeras menciones a su persona y su obra.

Después, un breve resumen sobre su vida y obra, diseñado por Rocío Gibernau, fue expuesto en la Casa de la Independencia, por entonces bajo la dirección de Ana Barreto Valinotti. Y esta mañana, la Municipalidad de Asunción, a través de la Dirección General de Cultura y Turismo, inauguró un espacio de exposición permanente de obras de artes visuales al aire libre.

La idea de la galería abierta, casi sobre la calle Oliva, es poner el arte al alcance de asuncenos y visitantes. No cierra nunca, porque está en una plaza, ubicada frente a uno de los edificios más icónicos de la capital, el Hotel Guaraní. Existe desde hace alrededor de un año, pero no tenía un nombre ni tampoco la figura de Fulgencia.

Esta fue elaborada en hierro por la escultora Ingrid Seall, que la hizo a escala humana y con una cámara fotográfica en mano.

Para la inauguración oficial de la galería hubo esta mañana un acto del que participaron el Ballet Folklórico Municipal y la Banda Folklórica Municipal. Vicente Morales, director de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Asunción expresó el nuevo espacio es «de gran valor para el arte y la fotografía» y aseguró que desde que empezó a funcionar han logrado muy buenos resultados.

La silueta de la primera fotógrafa paraguaya llama la atención de la gente que pasea por la Plaza de la Democracia.

Luis Vera, fotógrafo y curador de las muestras de la fotogalería, se refirió a ella como un espacio armónico, amplio y con una mirada de paridad. «Fulgencia, como la primera persona nacida en Paraguay que se dedicó a la fotografía dejó una sombra como un frondoso árbol, bajo el cual nosotros tratamos de seguir», indicó.

Scavone habló de Fulgencia como una persona que tuvo un rol extraordinario en una época en la cual las mujeres casi no tenían acceso a la educación y ni siquiera tenían derecho a disponer de bienes.»No perdemos las esperanzas de que aparezca algo de su obra», indicó.

Desde agosto de 2018, se expusieron en ese espacio las muestras XIX manifiestos, que reunió a 19 exponentes de la fotografía en el Paraguay; Premio Bayard y Arte y Derechos Humanos, por los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Desde hoy se exponen fotografías aéreas de Asunción del Fotociclo, trabajo de Juan Carlos Meza.

OJOS DEL CIELO

El fotógrafo Juan Carlos Meza, durante el recorrido por su muestra, Ojos del Cielo

La muestra lleva el nombre  “Ojos del cielo”. Se trata de una selección de instantáneas de diversos puntos de Asunción que invitan al público a observar la ciudad desde una perspectiva diferente, estimulando la reflexión sobre el movimiento urbano como patrimonio cultural.

Meza realizó ayer una visita guiada a su exposición y explicó como construye y elabora sus fotos aéreas, que sorprenden además por su nivel de detalle y son una marca registrada de Fotociclo. El fotógrafo también destacó la importancia de contar con un espacio dedicado a la fotografía abierto y accesible.

Las muestras fotográficas cuentan con la curaduría de Luis Vera, bajo la coordinación de David Luna.

Vera indicó que el trabajo de Meza es una mirada distinta y crítica de la ciudad, que muestra la Asunción diversa y nos ayuda a tomar distancia de la ciudad pero no bajar los brazos en esto de «amar la ciudad».

 

También podría gustarte