La Víspera

1.317

Por Redacción Nodal Cultura

Entre el 12 y el 15 de diciembre El Baldío Teatro realizará el 23º Festival de la Víspera. Este año el nombre elegido para identificar la nueva edición es Furor. La Víspera se realiza en cada diciembre en la localidad de El Palomar, un barrio de la zona oeste del conurbano de la provincia de Buenos Aires. El Palomar es una zona residencial marcado por las vías de los trenes urbanos que la conectan con la Ciudad de Buenos Aires, la industria automotriz y el Colegio Militar de la Nación.

El festival realiza en forma ininterrumpida desde el año 1997. Siempre fue pensado como una fiesta comunitaria y es un evento instalado en el corazón mismo de las actividades zonales que tiene una importante proyección Nacional e Internacional. “La gente del barrio se da cuenta que se está terminando el año porque llega la Víspera”, cuenta Antonio Célico, organizador del Festival y fundador de El Baldío Teatro. El espacio, nacido en 1985 brinda formación artística a toda la comunidad, enmarcados en la idea de Pedagogías Alternativas. Desde el año 2014 integra la Red Iberoamericana de Escuela de Actores (R.I.E.A) posibilitando el intercambio con organizaciones de España, Uruguay, Chile, Portugal, Italia, Colombia, E.E.U.U y México.

“Festival Furioso se nos antoja este año”, anuncian los organizadores. “Porque nuestra furiosa pasión quema las entrañas y se transforma en teatro, música, plástica, danza.  Furiosa manía de ir al revés.  Locxs de Furor enardecido queremos andar vestides por la vida, delirantes de ideas imposibles queremos recorrer el mundo”.

El jueves 12 la Víspera tendrá su inicio con Tejiendo Redes de Jóvenes Hacedoras de Teatro, que reuniéndose tenderán puentes entre México y Argentina.  Luego de esta presentación El Baldío abrirá las puertas al público a uno de sus espectáculos en progreso, y a partir de allí, todos los días ofrecerá,  como siempre, intensos, furiosos, amorosos, alocados espectáculos.

Entre ellos llega el muy buen espectáculo Mishiadura Bailable de Manuel Longueira, que trae la historia de un barrio, la cumbia y el encuentro de las identidades. También se presentarán La Noche Oscura de Eugenio Soto, La Chinagueña con Mariela Acosta y Lo Total de Tomás Trugman.

Entre el viernes y el domingo habra entre la calle y los escenarios espectáculos de Colombia, Chile y Brasil, además de los trabajos de artistas locales y de la ciudad de Buenos Aires.  Y percusión, folclore, baile y artistas plásticos del barrio de El Palomar donde está ubicado El Baldío.

El Festival de la Víspera tiene desde sus comienzos Entrada Libre y Gratuita.

Nodal Cultura conversó con Antonio Célico, quien fue hasta este año rector de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático, a propósito de la historia del El Baldío Teatro, el origen del Festival, la relación del grupo con la comunidad de El Palomar y la programación con la que contarán este año.

¿Cuándo y cómo nación El Baldío Teatro?
El Baldío nació en 1985. En ese tiempo nos juntabamos con Diego Cazabat, que actualmente es el director del grupo Periplo Teatro. Éramos jovenes y estábamos armando un espectáculo para calle a partir de un trabajo mío sin texto, que hoy se consideraría “clownesco” y a Diego, que vivía en Ciudad Jardín en el Palomar, un militante del Partido Intransigente le preguntó si tenía algun material para llevar a un barrio popular para una actividad que ellos organizaban. Así hicimos la primera presentación de El mundo en la cuerda, que proponía ver la forma de explotación a través del trabajo de dos payasos.
Cuando allí vieron este trabajo nos pidieron que diéramos clases de teatro en AFALP, un club muy importante de Ciudad Jardín nacido como Asociación de Fomento de Amigos de Lomas del Palomar.
Cuando AFALP no nos pudo sostener más, nos instalamos en el borde entre Caseros y el Palomar y la escuela no paró de crecer. Creo que ese proceso fue parte de la explosión democrática de esa segunda mitad de la década del ’80. Cuando quisimos darnos cuenta la escuela había crecido mucho y nosotros estábamos haciendo cada vez menos teatro. Así que decidimos sumar un grupo de nuestros graduados para poder darle continuidad a nuestro trabajo con El Baldío.
Hoy El Baldío es una escuela que tiene muchos niños y adolescentes donde los más viejos ya no estamos dando clases. Fortalecimos el equipo docente con jóvenes actores que tienen cosas de nuestra formación y otras cosas diferentes. Nosotros nos reservamos para dar seminarios a actores formados, trabajando con técnicas propias que hemos desarrollado desde el propio grupo.

¿Cómo surgió el Festival La Víspera?
Nosotros en los años ‘90 trabajabamos mucho en el exterior, primero en América Latina y luego en Europa. Allí trabamos una muy estrecha relación con Eugenio Barba del Teatro Odin. Entonces mucha gente que viajaba se enteraba que en el “barrio” había un grupo de teatro conocido en el mundo y nos venían a ver. Fuimos trabando una muy buena relación con mucha gente, más allá de los alumnos.
Por eso en el año 1997 decidí, ya sin Diego con quien nos habíamos separado unos años antes, crear el Festival de la Víspera. Entendíamos que había que devolverle a la comunidad que nos había bancado hasta entonces. Siempre estuvo ligado a las fiestas de fin de año y allí buscamos poner todo nuestro capital, aportando tanto la producción propia como nuestras relaciones con grandes grupos del mundo y solo queríamos de la comunidad y las instituciones que nos ayudaran a hacer un festival con entrada libre y gratuita. Cosa que hasta hoy pudimos sostener.
A lo largo del tiempo han pasado tanto el Odin Theatre, “Tato” Pavlovsky o espectáculos comerciales con actores como Raúl Rizzo y Juan Palomino. Siempre hemos equilibrado el espacio de calle y el teatro de sala. Hemos tenido espectáculos en los bares o incluso jóvenes actores que te tocaban la puerta y te contaban un cuento de 3 o 4 minutos. Siempre con un espíritu popular comunitario. Hubo momentos de más brillo y momentos de mayor crisis. Una de estas etapas críticas fueron estos últimos cuatro años. Siempre nos apoyamos en los comerciantes, la UNTREF y la municipalidad de Tres de Febrero. Este año es la primera vez que la Universidad de Tres de Febrero no puede ayudarnos con su aporte económico.
A partir de La Víspera comenzó una verdadera revolución de festivales en el conurbano bonaerense, que  tiene una vida teatral muy intensa. Muchos no conocen esa intensidad y la creatividad que contiene. Para nosotros hacer el Festival de la Víspera se vincula con nuestra idea de que el teatro crece de la perifería hacia al centro, no solamente geográficamente hablando. Con ese criterio aprendimos a defender desde acá al grupo como un espacio común y de pertenencia, a partir del cual relacionarnos con “el centro” teatral. Lo que hacés con esto es invertir esa relación centro-periferia que está instalada como un orden jerárquico.

«A la carta» del grupo colombiano Meraki se presentará en La Víspera, con la actuación de
Paola Andrea Martínez, Daniela Borrero Cardona y Lucia Reyes

¿Cómo será esta edición de La Víspera?
Este año comenzamos presentando un proyecto de una joven dramaturga y directora mexicana, Faviola Llamas, que se llama Tejiendo redes, que promueven el cruce de lecturas de obras de autoras de un país por actrices de otro. Lo hacemos porque nos parece interesante, pero además queremos que se conozca más.
Después tendremos la presentación de un trabajo en proceso de nuestro grupo, que seguramente presentaremos terminado en abril del año que viene. El viernes, en la calle, en la propia puerta de El baldío habrá algo de danza. Luego vamos a tener un espectáculo del grupo colombiano Meraki Teatral, con texto y dirección del joven actor Álvaro Elías. El sábado, como de costumbre, habrá teatro de calle en la Plaza del avión y el domingo un cierre donde también sumaremos presentaciones de libros sobre teatro.
Para nosotros la Víspera es un modo de integrar a diferentes fenómenos culturales acompañándose. Con los bomberos abriendo la fiesta con su sirena, grupos de gimnasia artística del barrio o anunciando la fecha del pesebre que arma el cura de la parroquía. Todas esas actividades conforman el cuerpo de la Víspera. Siempre quisimos que sea eso, una actividad comunitaria que recupera la idea de la fiesta.

Programación del 23° Festival Internacional de la Víspera
Las funciones tienen Entrada Gratuita (la salida es a la gorra). Salvo aclaración los espectáculos se presentan en El Baldío Teatro Boulevard Finca 6577 – Ciudad Jardin – Palomar
Jueves 12 de diciembre

  • 19:00 h – Tejiendo Redes (México – Argentina). Presentación del proyecto y lecturas dramatizadas
  • 20:30 h – Embarcadxs (Argentina) Presentación del trabajo en proceso de El Baldío Teatro

Viernes 13 de diciembre

  • 18:30 h – Mate y Puerta (Argentina) Actividad artística multidisciplinaria
  • 21:00 h – Mishiadura bailable (Argentina) – Obra sobre el cumbión del Once
  • 23:00 h – Extraño animal (Argentina) – Espectáculo de magia y delirios

Sábado 14 de diciembre

  • 18:00 h – Era Oso? (Brasil / Argentina) Plaza del avión, Bvd. San Martín y de los Jacarandaes
  • 19:00 h – El circo imaginario del payaso Oberol (Chile) Plaza del avión, Bvd. San Martín y de los Jacarandaes
  • 21:00 h – La noche oscura (Argentina) – Tragedia santiagueña
  • 23:00 h – A la carta (Colombia) – Colectivo teatral Meraki

Domingo 15 de diciembre

  • 17:45 h – Presentación del libro «Nuevos públicos para las artes escénicas» de Andra Hanna. Biblioteca Popular Ciudad Jardín. Bvd. Finca 5549
  • 19:00 h – La Chinagueña (Argentina) – Espectáculo teatral
  • 20:00 h – Callejeros (Chile) – Marionetas microbio

 

También podría gustarte