En 2016 el cine ecuatoriano irá más allá de la identidad

El Consejo Nacional de Cinematografía (CNCine) ha difundido la información que tiene sobre las películas nacionales que están terminadas, por estrenar, o en proceso de terminación y posproducción. Esos títulos, que podrían estrenarse en 2016, son 27, lo cual, en el mejor de los casos, sobrepasaría el par de estrenos al mes.

En cuanto a estímulos internacionales, Sin muertos no hay carnaval (del director Sebastián Cordero) y Un secreto en la caja (de Javier Izquierdo) empezaron a rodarse el año pasado dentro del programa Ibermedia y es posible que se estrenen después del primer trimestre del 2016. De 2008 a 2014, los proyectos ecuatorianos beneficiarios del Programa Ibermedia recibieron un aporte total de $ 2’022.384, de los cuales, el Programa de Coproducción ayudó a la realización del documental La Muerte de Jaime Roldós, de Manolo Sarmiento y Lisandra Rivera, uno de los más célebres y que ganó, en octubre de 2014, en la categoría imagen del premio Gabriel García Márquez, que entrega la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

El documental trata la trágica muerte del presidente Jaime Roldós Aguilera, su esposa Martha Bucaram, y varios tripulantes del avión presidencial, que oficialmente fue declarado como un accidente aéreo, ocurrido el 24 de mayo de 1981 en el Cerro de Huairapungo. Hecho histórico que recuerda a las violaciones a derechos humanos cometidas contra el grupo subversivo Alfaro Vive Carajo (AVC) durante el gobierno de León Febres Cordero, que fue de 1984 a 1988, y que es objeto de otro largometraje, dirigido por un exintegrante de AVC, Mauricio Samaniego, y cuyas proyecciones están previstas para este mes, luego de que el CNCine lo premiara dentro de la Segunda Entrega del Fondo de Fomento Cinematográfico, en la categoría promoción y estreno, otorgándole un monto de $ 25.000.

Sin Muertos no hay carnaval (cuyo guion fue escrito por Andrés Crespo) es un thriller que relata una invasión en Monte Sinaí (Guayaquil) por la que se produce un conflicto entre los dueños de las tierras: la familia Baquerizo y Miranda, representadas por Daniel Adum, como Emilio Baquerizo; Erando González y Víctor Aráuz, como los Miranda. Otro thriller que se prevé estrenar en el país, en mayo, será Entre Sombras, de Xavier Bustamante Ruiz. La producción del largometraje contó con una inversión de $ 10.000.

“Ninguno de nosotros ha cobrado un solo centavo por esta película. Están aquí (actores y productores) porque les gustó el proyecto y creyeron en él. Se acordó hacer una cooperativa y cada grupo tendrá su participación con un porcentaje del dinero que se recaude de aquí a 5 años, obviamente depende del nivel de responsabilidad y trabajo en la película”, le decía Bustamante a este diario, en agosto de 2015.

Entre Sombras narra la historia de Carlos Viteri, interpretado por, Juan Pablo Asanza, un policía corrupto que busca la redención cazando a un asesino serial, en medio de un conflicto ético.

El reto esperado: dar el salto de lo local a lo universal

Mientras la secretaria técnica del Programa Ibermedia, Elena Villardel, explicaba cuál es la misión del incentivo que encabeza y cuáles son los requerimientos para postularse en la nueva Convocatoria del año pasado, EL TELÉGRAFO le preguntó si la autorrepresentación (que el cine sea casi un retrato de la gente) sigue siendo una exigencia entre los espectadores latinoamericanos.

“En otras partes del continente se lo ha llamado de otra manera, no tan visceral: ‘La necesidad de contar nuestras propias historias’”, respondía la española. Y explicaba: “Lo que pasa es que hay una diferencia entre los 2 conceptos. Muchas veces las historias particulares son universales, es decir, a partir de una historia muy concreta, con un acento que puede ser muy ecuatoriano, se puede contar una historia universal que conecta con todo, esa fue la gracia que tuvieron los argentinos, por ejemplo. Hicieron una comedia muy inteligente que, se pusiera en el país que se pusiera, todo el mundo se identificaba con ellos, incluso en las épocas de ‘corralito’ y esas crisis brutales que todos hemos pasado, historias comunes”. Las historias policiales no tienen como ingrediente esencial el arraigo de lo local y pueden servir para ampliar las fronteras del cine nacional.

En cuanto a Entre Sombras, su director —quien trabaja en crónica roja de Canal Uno— dijo que “la cercanía de la temática sé que nos va a llevar al éxito de la película porque vivimos en una sociedad violenta. En la película la gente se va a replantear el verdadero concepto de hacer justicia”.

Los objetivos van por frentes distintos al realismo social o modelos que ya han dado resultados en taquilla. Una coproducción brasileño-ecuatoriana pondrá en la pantalla grande a Los ángeles no tienen alas, el primer largometraje de ficción de Enrique Boh, cineasta nacido en Paraguay, quien vive hace 35 años en Ecuador.

La película ganó la Convocatoria al Fondo de Fomento Cinematográfico 2012 en la categoría producción de largometraje de ficción y cuenta la historia de Adelaida, mujer que se enfrenta a su hermano Ángel que regresa a San Lorenzo para vender la finca de su padre moribundo.

Alba, de Ana Cristina Barragán, llegará al Festival de Rotterdam en la sección Bright Future. Otros estrenos serían: UIO, Sácame a pasear (de Micaela Rueda); Tan distintos los dos (Pablo Arturo Suarez); El Cazador (Luis Felipe Fernández Salvador); Versátiles (Elio Peláez); Quijotes negros (Sandino Burbano); Dreamtown (Betty Bastidas); La Quebrada (Felipe Cordero); Aislados (Marcela Lizcano).
Publicado en El Telégrafo
También podría gustarte