Jaime Saenz: el poeta que reinventó La Paz

(Foto: Alfonso Gumucio Dagrón)

Ayer se cumplieron 30 años de la muerte de Jaime Saenz, el poeta, novelista, dramaturgo, ensayista y dibujante paceño, considerado una de las figuras centrales de la literatura boliviana del siglo XX. La fecha y la presentación de dos nuevos libros son propicias para recordar la obra del autor de Recorrer esta distancia.

Universal, pero con una mirada centrada en La Paz, la literatura de Saenz ha logrado trascender a la de sus contemporáneos y 30 años después siguen apareciendo diversas lecturas de su obra, desde los que celebran la lucidez de su propuesta, hasta los que consideran que se han cargado mucho las tintas en torno a su imagen, al punto de convertirlo en un mito.

Visiones

“Saenz reinventa La Paz. Después de él, la ciudad quedará asociada al magnetismo de los aparapitas y los cementerios de elefantes, las cantinas donde la gente se encierra a morir bebiendo. La estética de Saenz es tan poderosa que no es exagerado decir que nuestra versión actual de La Paz se la debemos a él. Son fascinantes sus contradicciones: (tenía simpatías nazis, pero las utilizaba para defender a los aimaras y a otros grupos que seguramente habrían sido eliminados por Hitler), su obsesión con la muerte, su búsqueda de trascendencia a través del camino del alcohol”, afirma Liliana Colanzi.

Sobre esta particularidad, el editor Marcelo Paz Soldán cita a la antropóloga Carmen Bustillos, que se refería a la construcción de la ciudad de La Paz como un saco de aparapita, lleno de remiendos. “Esa experiencia indígena y mestiza es el corazón de la experiencia humana y poética de Saenz. Además, Leonardo García Pabón hablaba del ‘efecto Saenz’, que te hace amarlo u odiarlo.

Nunca hay medias tintas con él. En mi caso es el de los que lo venera. Cada cierto tiempo redescubro un poema o vuelvo a leer uno que me gusta mucho”, expresa Paz Soldán.

El novelista Claudio Ferrufino-Coqueugniot, lo califica como un excelente poeta y a la vez se pregunta cuántos de sus acólitos lo conocen en realidad y han comprendido al Saenz profundo, sombrío y triste. “Parodiar es siempre más fácil que entender. Creo que ha sido desmedido el aproximarse a su persona en detrimento de su obra.

Parece que la necesidad de un ‘maldito’ local opaca la real valoración de su trabajo. La novela Felipe Delgado, se superpone al poeta y todo se debe a un cierto prurito de mentes colonizadas de tener una maldición propia”, sentencia el cochabambino.

La poeta Paura Rodríguez coincide con Ferrufino-Coqueugniot en que se ha generado una corriente de seguidores y en algunos casos de imitadores, que piensen que la literatura se limita a la noche, la muerte, lo oscuro y el alcoholismo. “Saenz toma temas que son muy concretos, como las imágenes paceñas o el habla popular de la gente en la época en la que él vivió. Él ha logrado con todos esos elementos que son locales hacer historias universales”, indica Rodríguez.

Publicado en El Deber

Conmemoran 30 años del fallecimiento de Jaime Saenz

Un 16 de agosto del año 1986 fallecía uno de los escritores más importante de la literatura boliviana. En honor al autor de Felipe Delgado (1979), Los papeles de Narciso Lima Achá (1992) o del libro de poemas El escalpelo (1955), en el Anexo del Espacio Simón I. Patiño tendrá lugar, hoy martes 16 de agosto a las 19:00, la presentación de los libros Además de las palabras y Poesía reunida, de Jaime Saenz.

A cargo de Ausberto Aguilar, Benjamín Chávez, Álvaro Diez Astete y José Antonio Quiroga, y organizado por el Archivo Jaime Saenz, el Espacio Simón I. Patiño y Plural Editores, en esta presentación no solo se hablará de su obra literaria sino también de su dimensión pictórica. La colección de dibujos es parte del archivo literario del autor y su publicación abre la posibilidad de un encuentro con una segunda dimensión de su expresión poética, en gran parte inédita.

Las reproducciones estarán expuestas en sala multifuncional del Anexo, y el público tendrá acceso a una edición exclusiva, como a sus dibujos, hasta el 2 de septiembre. La carpeta de colección, la cual contendrá una selección de los dibujos, que posteriormente será editada en un libro, reúne dibujos de calaveras, ilustraciones para sus poemarios, retratos de mujeres, autorretratos y otros producidos entre los años 1940 y 1975, en técnicas como lápiz, tinta y carbón, según declara la nota de prensa del espacio cultural.

Y si hablamos de la Poesía Reunida, accederemos a un conjunto de poemarios publicados por el autor y cuyo contenido incluye El escalpelo (1955), Cuatro poemas para mi madre (1957), Muerte por el tacto (1957), entre otros.

Publicado en Abya Yala

 

Breve biografía de Jaime Saenz

Jaime Sáenz fue un escritor boliviano, nacido en La Paz en el año 1921 y fallecido en la misma ciudad en 1986. A la edad de diecisiete años, participó de un viaje de estudios a Alemania, donde fue influenciado por la literatura europea. Su estancia en el viejo continente duró poco más de un año, pero resultó muy enriquecedora para él.

Ya en Bolivia, pasó un tiempo trabajando para el gobierno, pero pronto encontró comenzó a dedicarse por completo a las letras. Fue una época de muchas ocupaciones artísticas, entre las que se encuentra su incursión en la docencia de Literatura y la apertura de un taller de poesía. Sin embargo, sufría de alcoholismo, y la bebida no sólo amenazó su carrera repetidas veces, sino que acabó por quitarle la vida.

Sáenz no gozó de salud ni de una larga vida, y probablemente sean sus lectores quienes disfruten más de sus obras, pero a pesar de los repetidos ataques de delirium tremens que atravesó a raíz del exceso de alcohol y de las frustraciones personales que le causó su adicción, fue un autor muy versátil y prolífico. El poemario «Aniversario de una visión», el libro de cuentos «Vidas y muertes», la novela «Felipe Delgado» y la pieza teatral «La noche del viernes» son tan sólo algunos de los títulos que publicó. A continuación presentamos cuatro poemas y un fragmento, entre los que destacamos «Como una luz».

Publicado en Poemas del alma

 

 

 

También podría gustarte