Julieta Venegas: “El patriarcado siempre ha contado la historia”

Mauricio Cáceres para el Teatro Nacional Argentino - Teatro Cervantes

Por Daniel Cholakian – Nodal Cultura

Julieta Venegas es una artista de una ductilidad notable. Popular como pocas cantantes en todo el continente y con una trayectoria como cantante solista de más de 20 años, no solo ha trabajado con los mejores músicos latinoamericanos, sino que puede tanto ser producida por las grandes corporaciones internacionales como comprometerse con proyectos que acompañan las luchas de mujeres, niños y pueblos invisibilizados, en lugares recónditos de toda América Latina.

En un proyecto artístico que la descubre nuevamente dejando de lado todo protagonismo, Julieta Venegas se sumó al proyecto del argentino Alejandro Tantanian, quien llevó a la escena la historia de Teresa de Cepeda y Ahumada, Santa Teresa. Según el propio Tantanian relató, esta puesta surge de un viejo sueño de la actriz Marilú Marini, que finalmente finalmente vio la luz en el Teatro Nacional Cervantes, en Buenos Aires. “Santa Teresa era una mujer extraordinaria. Una gran lectora, cosa que estaba prohibido para las mujeres. Llevó adelante la idea de los conventos con monjas que supieran leer”, explicó Tantanian sobre uno de los aspectos que incluye el su trabajo, “su historia como mística es muy atractiva. Si el encuentro místico sucede en general en el vacío, en ella sucede en el cuerpo. Ella es la primera que describe el efecto de la mística en el cuerpo. Por eso es un personaje que tiene mucho que ver con el ser del actor. Todo lo que pasa con su cuerpo cuando muere es extraordinario. Es dividida en un montón de pedazos, con los que se generaron reliquias y su cuerpo está diseminado por todo el mundo. Franco tenía su mano derecha. Era una reliquia que llevaba siempre consigo como talismán”.

La idea de la recuperación de esa mano está en el origen de la dramaturgia de Sagrado bosque de monstruos. La obra es mucho más que el texto. Es una construcción que fascina al espectador. De la misma participan Marilu Marini, en el juego desdoblándose entre ella y Teresa, el teólogo y poeta Hugo Mujica en un diálogo sobre la mística,  como también a Julieta Venegas, que representando apenas con su vestimenta a la religiosa, interpreta en vivo unas canciones que sirven para construir al personaje más allá de lo que propone el texto dramático¹.

Venegas demuestra aquí cómo puede puede ceder protagonismo sumando su arte al despliegue de la belleza. En un desarrollo escénico tal vez nunca visto en este teatro, el único nacional de Argentina, ella canta con contrición piezas que se integran para componer, como un collage, la historia de la Teresa mística. En el escenario se convierte en una actriz que canta.

Nodal Cultura entrevistó a Julieta Venegas sobre su participación en la obra, sobre Santa Teresa y Marilú Marini y sobre el lugar de las mujeres en la historia.

¿Cómo surgió la propuesta de sumarte a “Sagrado bosque de monstruos” y por qué decidiste hacer algunas presentaciones en vivo en la escena?
La propuesta vino de Ale Tantanian. Desde que me contó sobre el proyecto le dije que estaba más que puesta para cualquier manera en que me pudiera involucrar. Me encantó que se tratara sobre Teresa, pero contada de otra manera. Y el trabajo de Marilu me parece alucinante.
Ale me preguntó si me interesaba hacer algunas funciones en vivo, y la verdad me encantó la idea, el teatro me parece maravilloso. Mi parte es muy pequeña, pero me encanta todo lo que rodea al teatro, y ser parte de un proyecto así es justo lo que tenía ganas de hacer. Yo estaba buscando algo para hacer en teatro, y esto me pareció un proyecto divino.

Tu presencia está enmarcada por un discurso sobre una mujer de una potencia impresionante, enmarcada dentro de una ficción y con un dispositivo escénico casi monumental, aunque propio del teatro y no de un show musical ¿Qué sensaciones te produce cantar en ese marco?
A mí también me parece increíble Teresa, lo mismo que volver a la persona de Teresa, no a todo lo que representa para el mundo actual, sino a la mujer, y cómo es que era una mujer bastante lanzada, una mística y una mujer con una fuerza tremenda. Me encanta Marilú, porque también es sobre ella, una mujer actriz, interpretando a una mística.
Creo que revivir a una figura así, en estos tiempos en donde la femineidad tiene tanta fuerza, es hacer otra lectura. Es la lectura que hace Marilú como actriz, sobre el por qué le atrae tanto interpretarla. Y todo el montaje es bonito. Además tiene humor y tiene profundidad, que creo son dos elementos difíciles de combinar.

FT Mauricio Cáceres para el Teatro Nacional Argentino – Teatro Cervantes

Más allá de que tu interpretación es desde el canto y con un vestuario apenas sencillo ¿qué relación estableciste con esta Teresa, santa, mística, rebelde, creativa, que propone Tantanian en la obra?
Me gusta de alguna manera darle la voz a Teresa desde la música, y me encanta cuando puedo ser parte de la escena. El teatro es toda una experiencia, y el poder cantar en ese entorno es algo que nunca había hecho. Me encanta lo que inventaron para meterme ahí, y me parece fascinante poder ver (bueno, en las funciones solo la escucho) a Marilú. Y todo el espectáculo es tremendo. El teatro es una experiencia hermosa, ser parte de una historia así, me encanta.

Pensar en Teresa nos lleva a pensar en Sor Juana Inés de la Cruz y en las mujeres latinoamericanas ¿hay para vos algún puente entre este relato y esas mujeres que históricamente aun luchando y trascendiendo terminan siempre ocultadas en pozos, mutiladas (física y simbólicamente) y con sus cuerpos atravesados por el dolor?
Creo que en general las biografías de mujeres deben ser revisadas constantemente, porque son historias que vienen de un lugar muy alejado del poder. El patriarcado siempre ha contado la historia, y si mueves un poco la luz, vas a encontrarte con historias ricas, llenas de cosas que quedaron ocultas en el peso de esa Historia, con mayúscula. Creo que el revivir a Teresa ahora tiene mucho significado, es una mujer que está bueno volver a ver desde la perspectiva actual, no por todo lo que ha representado para el catolicismo, o para la derecha, sino como mujer. Lo mismo que Sor Juana. Son mujeres con mucha fuerza, que en sus épocas eran percibidas de una manera, y el volver a sus historias es hermoso, porque seguimos descubriéndolas de nuevo siempre. Hay mucho para interpretar, y lo que hace esta obra es precioso, porque también conecta a Marilú, que es una mujer luminosa y una actriz tremenda.

¹ Sagrado bosque de monstruos se presenta de miércoles a domingo a las 20 hs. en el Teatro Nacional Cervantes, Libertad 815, Ciudad de Buenos Aires. Julieta Venegas cantará en vivo las canciones del espectáculo el jueves 25 y domingo 28 de octubre; jueves 1, domingo 11, jueves 15 y jueves 29 de noviembre, y domingo 2 de diciembre.
También podría gustarte