Reencontrar a la niñez con lo puertorriqueño

12/04/15. SAN JUAN, PR. FOTOS DE REMI Y LOS DULCES PAYASOS EN SU REENCUENTRO LUEGO DE 35 ANOS. (AGUSTIN SANTIAGO/EL VOCERO)
823

Han transcurrido 35 años de su creación y otros 30 y tantos sin reunirse. Mas en busca de afianzar a la niñez a sus raíces puertorriqueñas, Los Dulces Payasos se reencuentran y vuelven a los escenarios con sus éxitos y música contemporánea.

El cuarteto se formó en 1980 en el Parque Luis Muñoz Rivera, en Puerta de Tierra, San Juan, como un experimento para atraer público al mercado de artesanías. Alberto Aguayo (‘Mabí’), Víctor Birriel (‘Tamarindo’) y José Vega (‘Ajonjolí’) comenzaron el proyecto y se les unió Luis Martínez (‘Tembleque’) para completar el cuarteto acompañados de sus pleneras y güiro.

“Hicimos algo típico de los artesanos y nos hacíamos un maquillaje sencillo frente a los niños para que no tuvieran miedo. Les cantábamos plena y bomba, después aguinaldos, seis e incluimos otros géneros. Además de hacer las canciones educativas, empezamos culturalmente a proyectar al niño a su cultura puertorriqueña”, recordó Vega, mejor conocido como el payaso Remi.

Los primeros músicos que los acompañaron fueron Los Pilones, luego contaron con los de Haciendo Punto en Otro Son, cuyo integrante Iván González fue su primer manejador y director musical. Hasta grabaron con la orquesta Corporación Latina las canciones ‘La canasta de frutas’ y ‘El coquí’. Solo realizaron el disco ‘Los Dulces Payasos’, pero según recordó Vega “fue un éxito, en aquella época vendimos más de cinco mil copias. El Departamento de Educación lo adquirió para las escuelas, donde cantaban nuestras canciones”.

Incluso, el productor Elín Ortiz les hizo un programa en Wapa TV, el cual para Tembleque “nos dio proyección a nivel nacional. Fuimos a todas las fiestas patronales y a las escuelas”.

Es precisamente esas visitas a las segundas unidades de los planteles escolares, a través de un programa de Bellas Artes, que resaltaban los valores culturales de Puerto Rico, lo que los motiva a reencontrarse.

“Ante la ausencia de esos valores hoy, queremos otra vez resaltarlos porque es necesario identificarse como pueblo en estos momentos en que la gente se está yendo del país. Todos dicen que las cosas están malas y hay algo que es bueno y es ser puertorriqueño, y debemos rescatar esto y ahí nos enfocamos”, explicó Remi.

Esto porque le hicieron el acercamiento a Vega de revivir el mercado de artesanías y se le ocurrió llamar a sus antiguos compañeros payasos.

“Fue una bendición liberadora reunirnos, poder encontrarnos otra vez como grupo y hermanos. Somos creadores de una nueva canción infantil porque antes lo que se cantaba era ‘Ambos a dos’, ‘Doña Ana no está aquí’ y con Los Dulces Payasos cambia el panorama musical. Teníamos los temas ‘Los números’, ‘Los pueblitos’, ‘El coquí’ y ‘Un pintor yo soy’”, añadió Vega, autor de las canciones.

La intensidad de sus cuatro años como grupo, haciendo 300 shows al año y viajando hasta en avión cuando tenían cinco presentaciones un mismo día en pueblos distantes, los llevó a seguir rumbos diferentes. Estuvieron hasta en Chicago ante 10,000 personas, abriendo un espectáculo de Haciendo Punto en Otro Son.

“Fuimos a un festival invitados por la comunidad puertorriqueña, la gente no nos quería dejar ir del espectáculo y Haciendo Punto nos dijo que nos teníamos que ir porque les tumbamos el quiosco”, indicó entre risas Martínez.

La separación vino al quedarse sin el programa con la partida de Ortiz a Miami. Vega decidió irse como Remi con Tommy Muñiz al canal 7; y Birriel “enganché la nariz” y se fue a trabajar al gobierno. Mientras, Aguayo y Martínez decidieron mantener a Los Dulces Payasos, brincaron al canal 40 y sumaron al grupo a ‘Melao’ y a la chica ‘Acerola’.

El 3 de abril será el regreso oficial en el parque Luis Muñoz Rivera que los vio nacer. Para ese entonces tendrán un nuevo álbum con ocho canciones a son de plena, bomba y ritmos modernos, incluyendo la inédita ‘Como quiero a Puerto Rico’.

“Hay necesidad de personajes infantiles, yo trabajo mucho pero además de Remi deben haber otras cosas. En esta etapa Puerto Rico necesita identidad, Los Dulces Payasos son una necesidad para los niños, para volver a valorizar las cosas nuestras. Queremos hacer un video educativo por los pueblos enseñándoles sitios donde pueden ir a jugar. Queremos crear unos Dulces Payasos pequeños para darles becas a esos niños que se desarrollen tocando plena y bomba. Queremos ayudar a entidades benéficas”, expresó el intérprete de Remi.

Por su parte, Birriel señaló que “a pesar de la separación siempre estuvimos presente porque nos recordaban y siempre que hay un recuerdo, hay un encuentro”. Entre tanto, Aguayo puntualizó que “nos llena de mucha alegría porque vamos a seguir divirtiéndonos con los niños y ahora nos van a ver nuestros nietos”.

Publicado en El Vocero
También podría gustarte