Publican libro sobre las fiestas mexicanas

Por Ericka Montaño Garfias

Quizás nada es más universal y al mismo tiempo más identitario que las fiestas. En éstas conviven rasgos históricos que nos identifican como parte de una comunidad y de la nación, destacó Enrique Florescano.

El historiador participó la noche del martes en la presentación del primer tomo del libro La fiesta mexicana, que coordinó con Bárbara Santana Rocha, publicado en la colección Biblioteca Mexicana, auspiciada por el Fondo de Cultura Económica y la Dirección General de Publicaciones (DGP) de la Secretaría de Cultura federal.

Esa serie, indicó Florescano, “ofrece una puerta de entrada, una ventana al conocimiento en las más diversas áreas incluyendo las ciencias, humanidades, cultura y el arte. En sus casi 20 años de existencia se ha convertido en un espacio para el análisis y la discusión de temas importantes en la actualidad. Cuenta con más de cien mil ejemplares impresos, cerca de 600 artículos de 500 especialistas, y el año pasado Biblioteca Mexicana alcanzó 50 títulos publicados.

De modo que en conjunto abarca un extenso repertorio de temas que incluyen la música, la literatura, las ciencias, el patrimonio histórico, cultural y natural, la actualidad social y económica y la construcción de la ciudadanía y los retos que enfrenta nuestro país en la actualidad, explicó Florescano, director de la colección, la cual además “tiene un amplio catálogo de títulos sobre el tramado cultural de México; ejemplo de ello es La fiesta mexicana, que surgió de la inquietud por encontrar un espacio para celebrar la identidad entre los mexicanos”.

Diversos orígenes y significados

En el país, agregó Enrique Florescano, las fiestas tienen los más diversos orígenes y significados y este libro incluye las más representativas, así como el mayor número de regiones y grupos sociales, lo que arroja como resultado una obra multicolor en la que participaron alrededor de 20 especialistas de varias disciplinas del conocimiento.

Asimismo, explicó que los dos tomos de La fiesta mexicana abarcan un conjunto de expresiones culturales que incluyen las celebraciones, los ritos y los ciclos festivos desde las fiestas populares, como el 10 de Mayo y el Día de Muertos, hasta las de carácter religioso y civiles.

Bárbara Santana precisó que se trata de una obra que se inició hace cuatro años, cuando Enrique Florescano le habló del proyecto, consistente en documentar en un libro las fiestas mexicanas más representativas, reunieron la bibliografía disponible, consultaron especialistas y se definió que su perspectiva debería ser histórica, aunque era necesario cruzarla con aspectos regionales y sociales para que el espectro fuera más amplio. En el primer volumen participan 23 especialistas.

Además, en ambos tomos –el segundo será presentado más adelante– se publican 350 fotografías,tanto originales como de archivos históricos, pinturas, grabados, esculturas, códices y libros.

Por una mirada fresca

La finalidad, dijo Bárbara Santana, es ofrecer “una mirada fresca hacia las tradiciones y fiestas mexicanas (…) La fiesta rompe con la rutina y al sumergirnos en el caos reafirma el orden social, altera normas y valores sociales, renovándolos y propiciando transformaciones culturales; no sólo es participación, es también creación.

Nuestras fiestas, además de permitirnos renovar compromisos con la sociedad y fortalecer mediante la tradición la identidad de la comunidad, tienen entre sus componentes centrales a la fantasía; a través de ellas podemos ver la posibilidad de una vida distinta a la que llevamos cada día. Al permitirnos transgredir por ese momento el orden de lo cotidiano, en la fiesta encontramos la posibilidad de crear un mundo diferente y una realidad social mejor.

En la presentación del libro, efectuada en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, participaron también los historiadores Ricardo Pérez Monfort, Pilar Gonzalbo Aizpuru y Héctor Zarauz, además de la titular de la DGP, Marina Núñez.

La funcionaria destacó la obra de Enrique Florescano al frente de varias colecciones y de gestor cultural. En La fiesta mexicana, refirió, se pudo conjugar en un formato económico, maleable, y que fuera económico para el público.

Publicado en La Jornada

Reúnen el conjunto de expresiones culturales del país en la obra La fiesta mexicana

Como una obra multicolor que abarca un conjunto de expresiones culturales mexicanas, de regiones y grupos sociales, entre celebraciones, ritos y ciclos festivos, así definió el historiador Enrique Florescano el volumen La fiesta mexicana, coedición de la Dirección General de Publicaciones (DGP) de la  Secretaría de Cultura y el Fondo de Cultura Económica.

La obra de dos tomos, que le llevó a sus coordinadores cuatro años de labor editorial, es el número 51 de la colección Biblioteca Mexicana, integrada por ensayos de 23 especialistas de diferentes disciplinas y más de 350 imágenes y fotografías, tanto originales como de archivos históricos, pinturas, grabados, esculturas, códices y libros.

Enrique Florescano, coordinador de la colección Biblioteca Mexicana,  expuso que La fiesta mexicana surgió de la inquietud por encontrar un espacio para celebrar la identidad entre los mexicanos que recorre las celebraciones populares, como el Día de las Madres,  Día de Muertos, así como las fiestas religiosas y civiles.

“No hay quizá algo más universal y al mismo tiempo más identitario que las fiestas, en ellas conviven rasgos históricos que nos identifican como parte de una comunidad y de la nación. Las fiestas tienen los más diversos orígenes y significados. Los lectores se encontrarán con un nuevo estímulo para conocer a México”, aseguró el doctor por la École Pratique des Hautes Études de Francia.

En la presentación del volumen, realizada la noche del martes 20 de septiembre en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, Bárbara Santana, co-coordinadora de la publicación, compartió que para la realización de la obra se reunió bibliografía del tema para conocer lo que ya se había investigado y ver cuáles eran los vacíos donde se debía partir.

“El libro debía tener perspectiva histórica, cruzarla con divisiones regionales y sociales para ofrecer un panorama amplio de las fiestas mexicanas. Cada capítulo está dedicado a un tipo de fiesta representada por la más importante”, comentó la también subdirectora de Programas Editoriales de la Dirección General Adjunta de Proyectos Históricos de la DGP de la Secretaría de Cultura.

La historiadora Pilar Gonzalbo Aizpuru, quien participa con los textos Las fiestas del pasado y El virreinato, señaló que el libro aborda celebraciones de manera particular, que lo hace único. “Las fiestas son civiles, religiosas, populares, tradicionales, regionales, locales, y en cada una de ellas sentimos que hemos participado”.

Agregó que además de variedad de enfoques y facetas, el libro también presenta situaciones, épocas y personajes de quienes el lector podría preguntarse: qué tienen que ver san Pedro Mártir con Benito Juárez, Moctezuma y Bucareli. “Encontramos que tienen mucho que ver”.

Por su parte, el doctor en historia por la UNAM, Héctor Zarazuz López, dijo que el volumen es un proyecto amplio y ambicioso que establece un mapa y corte de caja general en torno a las fiestas y festejos de los mexicanos.

“Me parece una tarea notable tomando en cuenta que la fiesta para el mexicano es una actividad que se desliza por distintos hábitats, como los campos, pueblos o la gran ciudad. Lo mismo transita por el camino de lo nacional que por las veredas de lo regional, con distintas connotaciones, por ejemplo, lo religioso, cívico, popular, comercial, familiar; son manifestaciones ceñidas a la tradición igual que renovadas, que van de lo antiguo a lo moderno, de lo sagrado a lo profano”.

Comentó que los mexicanos han generado un amplio abanico festivo, mismo que el libro aborda de manera consistente, pero al mismo tiempo muestra que aún hay mucho que decir del tema. “Después de conocer las fiestas surgirá la reflexión de muchas fiestas más.

“Este título -refirió- rico en experiencias festivas, será imprescindible para conocer el alma de lo mexicano, por lo que podemos adentrarnos a su forma de ser. Son conmemoraciones que la sociedad ha creado o a hecho propios y que están proyectados en una suerte de inconsciente colectivo”.

La fiesta mexicana forma parte de la colección Biblioteca Mexicana que durante 20 años ha impreso más de 100 mil ejemplares y publicado casi 600 artículos de 500 especialistas, con extenso repertorio de temas que van desde la música, literatura, ciencias, patrimonio histórico, cultural y natural, así como la actualidad social y económica, principalmente.

El número 51 de la colección, La fiesta mexicana, puede adquirirse en la Red de Librerías Educal.
Con información de la Secretaría de Cultura.

Publicado en La Jornada de Aguas Calientes

 

También podría gustarte