La mexicana “Fausto” y la chilena “Las cruces” fueron las películas latinoamericanas más premiadas en Mar del Plata

Hace casi un año el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata concluía sin ceremonia ni proyección de cierre, en duelo por la desaparición del submarino ARA San Juan. Esta 33° edición nos encuentra con la conmoción del hallazgo de la nave. La ceremonia de entrega de premios estuvo sin dudas atravesada por esta noticia que conmueve a todo el país, pero especialmente a Mar del Plata, porque aquí se encuentra la mayoría de los familiares de los tripulantes, quienes participaron este jueves del acto de homenaje que se realizó en la base naval de esta ciudad.

La mexicana Fausto, película de la canadiense Andrea Bussmann, fue elegida como la mejor película de la competencia oficial latinoamericana. Aquí lo real y lo fantasmal dialogan como el documental y la ficción. La relación con lo faústico no estará en la venta del alma, sino algo más concreto y vital. Pero todo es apenas intuición. El espectador debe reconstruir el mundo entre leyendas, espacios concretos de la costa de Oaxaca, juegos y conversaciones entre tres hombres y alguna que otra borrachera. Lo único concreto que sabemos, es que el diablo anda por esas casas costeñas.

Por su parte Las cruces obtuvo la Mención especial del jurado. Este documental chileno de Teresa Arredondo Lugon y Carlos Vásquez Méndez reconstruye la desaparición de 19 trabajadores de una papelera, ocurrido poco después del comienzo de la dictadura pinochetista. Lo hace con un procedimiento intenso: diferentes personas vinculadas al caso leen parte del expediente judicial que relata todo el proceso y lo sufrido por cada una de las 19 víctimas. Nombres, fechas, lugares, formas de la violencia. Mientras tanto la imagen recorre lugares, rostros, la vida en el presente en la zona de la desaparición. A pesar de lo contundente del relato, el crimen se mantiene impune. Las cruces obtuvo también reconocimientos entre los premios no oficiales.

El interesante corto cubano El cementerio se alumbra de Luis Alejandro Yero, se alzó con el premio entre las piezas cortas latinoamericanas.

Competencia Internacional

Este año la ganadora fue una película española, Entre dos aguas, de Isaki Lacuesta, que recibió además la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián. Lacuesta retoma la mirada sobre dos hermanos gitanos, Isra y Cheíto Gómez Romero, a quienes hace 12 años retrató en La leyenda del tiempo como parte de un mundo excluido en la España opulenta. Ya adultos y con hijos, Isra es un delincuente de poca monta, un transa sin perspectivas que acaba de salir de la cárcel. Su hermano trabaja como pastelero de la armada y se embarca en misiones al extranjero para mantener a la familia. En esa sociedad en los márgenes de la España europea falta que hacer para ganarse la vida. Isra pelea como puede para volver a estar con sus hijas, pero no logra conseguir la estabilidad mínima para reconstruir los lazos. Lejos de crear personajes estereotipados,  Lacuesta retoma sus deseos simples: trabajo, estabilidad económica y vida familiar. Pero el lugar en el mundo de Isra, Cheíto y sus amigos quita más de lo que da. La vida parece ser solo cosa del día a día. El director descubre para el cine un espacio que es mucho más que apenas una comunidad de gitanos. Es una ciudad, son sonidos –entre ellos el flamenco como sonido vital- y la omnipresencia del mar. El trabajo de Israel Gómez Romero, reconocido como mejor actor del Festival, ha sido premiado con justicia.

El jurado otorgó también el Premio Especial de modo compartido a la brasilera Chueva é cantoria na aldeia Dos Mortos de João Salaviza y Renée Nader Messora  junto a la argentina Vendrán lluvias suaves de Iván Fund. El mejor director fue considerado el italiano Roberto Minervini por  What you gonna do when the world’s on fire?, el premio al guion fue para Federico Veiroj por el trabajo para su película Belmonte (Uruguay), el mejor actor el ya mencionado Gómez Romero y la mejor actriz Judy Hill por What You Gonna Do When the World’s on Fire

Para el público, que vota a la salida de las proyecciones, la mejor película de la competencia internacional fue la estadounidense If Beale Street could talk de Barry Jenkins, un melodrama que se propone contar la injusticia que sufren los negros por su condición de tal –en un tiempo pasado en el que se ubica el relato- a partir de la novela de James Baldwin.

Competencia argentina

El árbol negro de Máximo Ciambella y Damián Coluccio ha sido considerada la mejor película argentina en competencia. A partir de un notable trabajo de cercanía con Martín Barrios, un pastor de animales perteneciente a una comunidad Qom, los directores entrelazan el universo simbólico ancestral, la naturaleza, el trabajo de subsistencia, las necesidades concretas y la organización política. El árbol negro funciona como símbolo donde estas cuestiones de una u otra manera se encuentran. La riqueza de las miradas hace de El árbol negro una bella e inteligente película. La obra fue también una de las favoritas en los premios no oficiales que se entregan en este festival.

El jurado otorgó también una mención especial a Julia y el zorro de Inés Barrionuevo. Aquí madre e hija que reconstruyen una casa y su historia en la sierra cordobesa, un espacio abierto que se hace también espacio dramático, como lo fueron las calles de pueblo de su primer film, Atlántida. Nuevamente Barrionuevo se destaca como una notable creadora de climas y una excelente directora de actores.

El premio para el mejor cortometraje argentino fue compartido entre Aquel verano sin hogar de Santiago Reale y Mientras las olas de Delfina Gavaldá y Carmen Rivoira

El cierre

El festival concluye oficialmente con la proyección de Roma, la película de Alfonso Cuarón, reciente ganadora del León de Oro en el Festival de Venecia. Producida por Netflix y a poco de estrenarse en esa plataforma, Roma cuenta una historia autobiográfica: su infancia en una casa de la alta burguesía mexicana en Colonia Roma a finales de los años ’60. Aquí Cuarón juega con algunas estrategias conocidas para dar a una película cómoda una imagen de obra central: el trabajo en un blanco y negro excesivamente bello, una supuesta calidez melancólica y el relato de hechos centrales de la historia mexicana, como la masacre de Tlatelolco. Una pequeña trampa tal vez permita entender el cálculo excesivo del producto pensado para Netflix, quien supuestamente mira y narra, Cleo -la doméstica de la casa-, es en realidad mirada. Y con una mirada que en el mejor de los casos es compasiva.

Este domingo las películas ganadoras y las más demandadas por el público durante la semana, serán proyectadas de forma gratuita en las diferentes salas que participaron del Festival. La información sobre la programación pueden encontrarla en el sitio oficial http://www.mardelplatafilmfest.com

Premios Oficiales

Competencia Work in progress Los conductos de Camilo Restrepo

Premio CINE.AR al Cortometraje argentino Mientras las olas de Delfina Gavaldá y Carmen Rivoira

Premio de la crítica joven a la mejor opera prima internacional Terra franca de Leonor Teles

Competencia Banda Sonora Original Los Knacks: déjame en el pasado de Mariano y Gabriel Nesci

Competencia Estados alterados (Compartido) Chaos de Sara Fattahi y Casanovagen de Louis Donschen

Competencia oficial argentina

Competencia argentina de Cortometrajes (Compartido) Aquel verano sin hogar de Santiago Reale y Mientras las olas de Delfina Gavaldá y Carmen Rivoira

Mención especial Mejor Largometraje argentino Julia y el zorro de Inés Barrionuevo

Mejor Largometraje argentino El árbol negro de Máximo Ciambella y Damián Coluccio

Competencia oficial latinoamericana

Mejor Cortometraje latinoamericano El cementerio se alumbra de Luis Alejandro Yero

Mención especial Mejor Largometraje latinoamericano Las cruces de Teresa Arredondo Lugon y Carlos Vásquez Méndez

Mejor Largometraje latinoamericano Fausto de Andrea Bussmann

Competencia oficial internacional

Premio del público mejor Largometraje If Beale Street could talk de Barry Jenkins

Mejor Guión Federico Veiroj por Belmonte

Mejor Actor Israel Gomes Romero por Entre dos aguas

Mejor Actriz Judy Hill por What You Gonna Do When the World’s on Fire

Mejor Director Roberto Minervini por What you gonna do when the world’s on fire?

Premio Especial de Jurado (compartido) Chueva é cantoria na aldeia Dos Mortos de João Salaviza y Renée Nader Messora y Vendrán lluvias suaves de Iván Fund

Mejor Película Entre dos aguas de Isaki Lacuesta

Premios no Oficiales

AADA – Asociación Argentina de Directores de Arte Audiovisuales Mejor Dirección de Arte de Película Argentina: Laura Caligiuri, por la película “Muere, monstruo, muere” dirigida por Alejandro Fadel.

ARGENTORES – Sociedad General de Autores de la Argentina Mejor Guión de Película Argentina: Pablo Cruceño y Fernando Martín Restelli, por la película “Construcciones”

DAC – Directores Argentinos Cinematográficos Mejor Director/a Nacional de Pelicula Argentina: Mónica Lairana por la película “La Cama”

FNA – Fondo Nacional de las Artes Mejor Cortometraje Argentino: Compartido por Leandro Listorti, por el corto “Petit Daguerre” y Cecilia Kang, por “Bicicletas”

EDA – Asociación Argentina de Editores Audiovisuales de Argentina Mejor Montaje en Competencia Internacional:  Marie-Hélène Dozo por la película, “What You Gonna Do When the World’s on Fire?”

FIPRESCI – Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica Mejor Película Argentina: El árbol negro, de Máximo Ciambella y Damián Coluccio

Greenpeace Reconocimiento a la  película que Incentive los Valores  del Cuidado del Medio Ambiente: El árbol negro, de Máximo Ciambella y Damian Coluccio

RECAM – Reunión Especializada de Autoridades Cinematográficas y Audiovisuales del Mercosur Mejor Película Mercosureña en Competencia Latinoamericana: Las cruces, de Teresa Arredondo Lugon y Carlos Vásquez Méndez

SADAIC – Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música Mejor Música de Película Argentina: Muere, monstruo, muere, de Alejandro Fadel

SAE – Sociedad Argentina de Editores Audiovisuales Mejor Edición de Película Argentina: Andrés P. Estrada, por la película “Muere, monstruo, muere”

SAGAI – Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes
Mejor Actriz Argentina: Sandra Sandrini, por la película “La cama”
Mejor Actor Argentino: Víctor López, por la película “Muere, monstruo, muere”

SICA – Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina Premio Tato Miller, en la sección Competencia Latinoamericana: Las cruces de por Teresa Arredondo y Carlos Vazquez Mendez

SIGNIS – Asociación Católica Mundial por la Comunicación Mejor Película de la Competencia Internacional:  Cassandro El Exótico de Marie Losier

Asociación de Directores de Cine PCI Innovación Artística a una Ópera Prima Argentina: Alessia Chiesa por la película “El día que resistía”
Menciones especiales para Natural Arpajou por “Yo, niña” y Fernando Martín Restelli por “Construcciones”

Asociación de Cronistas Cinematográficos de Argentina
Mejor Película: In fabric de Peter Strickland
Mención especial: Skate kitchen, de Crystal Moselle

Infobae

También podría gustarte